Protesta chilena ante Argentina

Protesta chilena ante Argentina

Cabe valorar la nota diplomática enviada por la Cancillería chilena en modo de protesta al gobierno argentino, recordándole que “El Estrecho de Magallanes, incluidas sus dos riberas, corresponden íntegramente a territorio chileno, según lo establecido en el Tratado de Límites de 1881 y ratificado por el Tratado de Paz y Amistad de 1984” y “reafirma también su plena soberanía sobre el Mar de Drake”. Chile rechaza así el Decreto de Política de Defensa Nacional argentino referido a un supuesto “espacio compartido de exploración, estudio y control conjunto sobre el Estrecho de Magallanes y el Mar de Hoces (Mar de Drake)”.

La nota chilena agrega “que la directiva argentina carece de todo sustento jurídico y que resulta improcedente conforme a los tratados vigentes”. La embajada argentina en Santiago reconoció el “error” y que el decreto sería reformulado.

Es preocupante el episodio referido, que se viene a sumar a la pretensión argentina sobre nuestros derechos soberanos en la Antártica, a raíz de la presentación de su Plataforma Continental Extendida en Naciones Unidas, que se extiende al sureste del punto F del límite marino en el Mar Austral, vulnerando el Tratado de Paz y Amistad de 1984. Cabe recordar que en 2009 Argentina presentó su memoria cartográfica con los trazados de su plataforma continental extendida ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC), de acuerdo al artículo 76 de la Convención del Mar de 1982.

Chile tiene pendiente desde 2009 la presentación de su cartografía a la referida Comisión y ha incumplido las diversas prórrogas solicitadas. Su inacción y el silencio jurídico pueden comprometer su soberanía antártica. Nuestro país debe ser un objetor persistente para evitar una eventual aquiescencia que puede conllevar a la preclusión de sus derechos.

Nelson Hadad Heresy / Profesor de Derecho Internacional y exembajador