El bloqueo en el puerto argentino de Bahía Blanca complica la exportación de granos

El bloqueo en el puerto argentino de Bahía Blanca complica la exportación de granos

Un bloqueo que desde hace cinco días realizan chóferes de camiones al puerto argentino de Bahía Blanca complica la carga de buques con granos y otros productos con destino a la exportación.

La medida de fuerza es realizada desde el 30 de julio por un grupo de transportistas que reclaman tarifas mínimas de pago obligatorio para el transporte de carga y la suspensión de una ley que obliga a sacar de circulación a los camiones de motores de baja potencia.

El bloqueo se produce en momentos en que los principales puertos de exportación de Argentina, los de la provincia de Santa Fe, se ven muy afectados en su operación por la histórica bajada en el caudal del río Paraná.

Eso obliga a los buques a dirigirse a los puertos de Bahía Blanca y Necochea, en la provincia de Buenos Aires, sobre aguas del Atlántico, para completar sus cargas.

Según datos de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), en Bahía Blanca se han acumulado 11.000 camiones que no han podido ingresar al puerto desde el inicio el bloqueo y hay 40 buques esperando para cargar 1,2 millones de toneladas de maíz, trigo y harina de soja, entre otros productos.

"Además de perder previsibilidad como exportador, el Estado argentino pierde 400 millones de dólares en divisas por esta situación anárquica", sostuvo en un comunicado el presidente de CIARA y CEC, Gustavo Idígoras.

Los exportadores de granos y derivados sostienen que los transportistas que realizan el bloqueo no tienen una representación jurídica legal y reclaman al Gobierno nacional y al de la provincia de Buenos Aires "acciones inmediatas" para garantizar la libre circulación y asegurar la exportación.

"Somos víctimas de un conflicto ajeno donde un grupo de camioneros no agremiados impiden que los demás camioneros puedan ingresar a los puertos con granos", aseveró Idígoras.

La Cámara de Puertos Privados Comerciales de Argentina también adhirió al pedido de una "urgente solución" al bloqueo en el puerto de Bahía Blanca.

La entidad empresarial advirtió que la medida de protesta impide el normal funcionamiento de las terminales, pone en riesgo el cumplimiento de contratos con el exterior y afecta el ingreso de divisas a Argentina, uno de los mayores productores y exportadores mundiales de granos y derivados.