Para 2035, China desplazaría a EU como principal socio comercial en la región

Para 2035, China desplazaría a EU como principal socio comercial en la región

El Atlantic Council esbozó escenarios potenciales para la relación comercial de China con América Latina y el Caribe.

El papel de China como socio comercial principal seguirá creciendo y, en algunos casos, incluso puede superar al de Estados Unidos, según un nuevo informe del Atlantic Council con sede en Washington DC.

Las relaciones comerciales entre China y los países de América Latina y el Caribe han crecido significativamente en las últimas dos décadas, y el gigante asiático se ha convertido en el segundo socio comercial más importante de la región.

Teniendo en cuenta que el comercio de bienes sólo desplazó a Estados Unidos para convertirse en el principal socio comercial de Brasil en 2009, una posición que sigue ocupando. Si bien Brasil sigue siendo el principal comercio de Argentina, China casi tomó la delantera brevemente el año pasado.

Además, fue la principal fuente de importaciones de Brasil, Chile y Perú en 2019, y ocupó el segundo lugar para otros 11 países de la región. En un acto que marcó el lanzamiento del informe del Atlantic Council, el exministro de Finanzas de Chile, Felipe Larraín, señaló que Chile "es el país más expuesto" de América Latina, por lo que es fundamental diversificar su relación comercial con el gigante asiático.

Probablemente se ralentizará, pero será algo natural que suceda, no un patrón disruptivo", dijo. "Estamos muy interesados en las exportaciones de metales, particularmente el cobre. Hemos estado haciendo un esfuerzo por diversificarnos más allá del cobre y estamos llenando [ese vacío] con frutas y cerezas".

Larraín agregó que muchos países de América Latina son quizás demasiado dependientes de China. "Necesitamos considerar la diversificación como una opción. No podemos eliminar el mercado chino, pero cuando se tiene el 40% de las exportaciones en un mercado, es motivo de cierta preocupación", dijo.

Entre los otros oradores del evento estuvo José Luis Bernal, quien actualmente se desempeña como embajador de México en Beijing. Bernal, por su parte, dijo que si bien el comercio mexicano con China sigue creciendo, es poco probable que supere alguna vez al de su vecino, Estados Unidos.

Estados Unidos representa el 82% de nuestro comercio exterior total. China por primera vez ha alcanzado el nivel del 10%", dijo. "Ni siquiera en un futuro largo vemos que Estados Unidos y China estarán al mismo nivel", aclaró-

Bernal, sin embargo, agregó que la inversión china está aumentando en México y que la pandemia Covid-19 ha creado nuevas oportunidades para que los dos países fortalezcan los lazos. "En los últimos dos años, hemos visto más de 900 nuevas empresas constituidas en México con capital chino", dijo. "Esta es una tendencia muy importante". "El año pasado, los contactos entre México y China se hicieron aún más estrechos", agregó Bernal. "Dependíamos mucho del suministro de China de equipos de protección, medicamentos y dos vacunas producidas en China. Este es un sector muy importante".

La tercera oradora fue la exsecretaria de Comercio Exterior de Brasil, Tatiana Prazeres, dijo que si bien los lazos comerciales entre su país y China son vitales, se han convertido en un tema político problemático. "Desde una perspectiva política, ha habido mucho ruido. Pero el comercio va bien. Alrededor del 85% de las vacunas administradas en Brasil fueron de Sinovac", dijo.

A nivel nacional, los vínculos de Brasil con China han sido controvertidos en algunos sectores. El sector manufacturero brasileño, por ejemplo, se ha enfrentado desde 2019 a una fuerte competencia de los productos chinos y solo tiene un acceso limitado al mercado chino.

Por otro lado, el sector agrícola de Brasil se ha mostrado en general a favor de fuertes lazos con China, que sigue siendo un mercado clave para sus productos. "Las relaciones de Brasil con China se han convertido en parte de la política interna. Eso puede ser muy complicado", añadió la ex funcionaria.

En el informe, el Atlantic Council esbozó cuatro escenarios potenciales para la relación comercial de China con América Latina y el Caribe. En el primer escenario, el comercio chino con América Latina sigue aumentando, duplicándose para 2035 y alcanzando los 700.000 millones de dólares, aunque Estados Unidos seguiría siendo el socio comercial más destacado de América Latina.

Aquí, América Latina también continúa enfrentando desafíos y agregando valor a sus exportaciones a China, reflejando problemas de larga data relacionados con la competitividad y la productividad en la región.

En el segundo escenario, y más optimista, China se convertiría en el principal socio comercial de bienes de América Latina, superando a Estados Unidos.

Un tercer escenario prevé que las exportaciones agrícolas de América Latina aumenten alrededor del 15 por ciento entre 2021 y 2035, superando en parte la competencia de los productores nacionales chinos y otros actores internacionales.

En esta hipotesis, según el Atlantic Council, se destaca la importancia de diversificar las exportaciones latinoamericanas a China. En el escenario final, China y América Latina alcanzarían niveles sin precedentes de dependencia comercial mutua, impulsados principalmente por las importaciones latinoamericanas y caribeñas de China. En ese marco, más países latinoamericanos tendrían a China, en lugar de a EEUU como su principal socio comercial tanto para bienes como para servicios.