Colonial reactiva su gran oleoducto en Estados Unidos mientras persisten los problemas de suministro

Colonial reactiva su gran oleoducto en Estados Unidos mientras persisten los problemas de suministro

19:47 - La compañía advierte de que la vuelta a la normalidad llevará aún algunos días

La compañía Colonial ha anunciado este miércoles que ha procedido a reactivar el gran oleoducto de la costa este de Estados Unidos, una de las mayores arterias energéticas del país, que fue paralizado el pasado viernes como consecuencia de un ciberataque. El funcionamiento normal del sistema aún se demorará unos días, según la firma, lo que hace prever que los problemas de abastecimiento continuarán.

El oleoducto, que recorre más de 8.850 kilómetros (5.500 millas) entre Texas y Nueva York, transporta cada día el equivalente a 2,5 millones de barriles de gasolina, diésel y combustible de aviación, lo que representa el 45% del suministro de toda la costa Este, así que el parón ha desatado el pánico entre los consumidores, que se han lanzado a llenar el depósitos de sus vehículos y terminado con el fuel de más 10.000 estaciones de servicio.

La reactivación del sistema tuvo lugar alrededor de las cinco de la tarde (hora de Washington DC), según informó la compañía en su página web. “Algunos mercados servidos por Colonial pueden experimentar, o continuar experimentando, interrupciones de servicio intermitentes durante el periodo de puesta en marcha”, agregó la compañía, que resaltó los esfuerzos de seguridad como prioridad en este proceso.

El oleoducto fue atacado el viernes por un grupo criminal llamado Darkside, que utiliza programas maliciosos para encriptar la información de una sistema (ransomware) y pedir un rescate a cambio de desbloquearla. Colonial detuvo las operaciones para tratar de evitar que se extendiera la ciberofensiva. Este miércoles señaló que no pensaba pagar la extorsión.

Casi el 27% de las gasolineras de Carolina del Norte están se han quedado sin suministro, el 15% en Virginia y Georgia y el 13% en Carolina del Sur, informó en Twitter Patrick De Haan, jefe de análisis de GasBuddy. Hay ciudades como Charlotte o Atlanta donde las estaciones desabastecidas alcanzan el 70 y el 60%, respectivamente.

La Administración de Joe Biden trató de llamar a la calma el pasado martes, asegurando que no hay que temer por un déficit de combustible, si bien sí admitió problemas con el suministro. “Sabemos que tenemos gasolina, solo necesitamos llevarla a los lugares adecuados”, declaró a la prensa este martes la secretaria de Energía, Jennifer Granholm. Para contrarrestar los problemas, el Gobierno ha suspendido de forma temporal algunas normas medioambientales y de transporte de carretera para asegurar el suministro en la costa Este.