'La negociación es la ruta para salir de la crisis venezolana': Story

'La negociación es la ruta para salir de la crisis venezolana': Story

El Embajador de EE. UU. para Venezuela, James Story, habló sobre las relaciones entre ambos países.

Esta semana, al hablar de la crisis migratoria y humanitaria venezolana, el presidente colombiano, Iván Duque, alertó que hasta 10 millones de venezolanos podrían salir de su país, de no concretarse la salida de Nicolás Maduro del poder; y pedía a los Estados Unidos “mantener los ojos puestos” sobre esta situación.

El embajador para la Oficina Externa de los Estados Unidos para Venezuela, James Story, lo ve con claridad: “El problema de Venezuela no solamente es un problema de Venezuela y los venezolanos, estamos hablando de casi 6 millones de venezolanos que se encuentran fuera de Venezuela, que tienen un impacto económico, social, político en otros países”.

En conversación con este diario, reconoció el trabajo que han hecho el gobierno de Duque y el pueblo de Colombia en recibir a casi 2 millones de venezolanos; y habló de trabajar en conjunto con otros países para presionar al régimen venezolano, para que abra espacio para un diálogo “verdadero” que contemple una única cosa: elecciones y condiciones para elecciones.

¿Qué hay detrás de la reciente oleada de agresiones por parte del régimen de Nicolás Maduro en contra de organizaciones de la sociedad civil y medios de comunicación locales?
Obviamente este régimen no quiere que llegue información al pueblo de Venezuela. (…) La censura es casi total en el país. Pero no solamente la censura y los ataques a periodistas. Este régimen ha atacado las instituciones nacionales, primero, con su TSJ exprés, la Asamblea Nacional (electa en 2015) atacándolos a ellos con la Constituyente, luego atacaron a la vida económica de muchas maneras: mal manejo, corrupción y también la Ley Antibloqueo. Luego atacaron a las oenegés que estaban dándole al pueblo de Venezuela medicamentos y comida y están terminando su censura completa, total, en los ataques últimos contra los medios de comunicación.

Siempre estamos buscando maneras de ayudar a que la información llegue al pueblo de Venezuela, porque lo que queremos es que tengan información y puedan tomar sus propias decisiones.

EE. UU. adelanta ejercicios militares en Guyana en medio de un nuevo capítulo de tensión en la disputa por el Esequibo. ¿De qué van estas operaciones y por qué respaldan la decisión de la CIJ?
Los problemas entre Guyana y Venezuela deberían resolverse de forma pacífica, pero también creemos que dónde (se) deberían resolver esos problemas es (en) la Corte Internacional de Justicia. No tenemos que estar de acuerdo con todos, porque sé que hay muchos que quieren resolver los problemas de una forma bilateral.

En cuanto a las operaciones antinarcóticos que estamos haciendo, tenemos derecho de hacer trabajos con nuestros aliados, trabajamos mucho con Colombia, con países de América Central, con México y también en El Caribe y América del Sur. Y Guyana es un país que está trabajando con nosotros en hacer operaciones antinarcóticos entonces, yo sé que (Vladimir) Padrino López y otros quieren hacer noticias sobre esas operaciones, pero ya tenemos meses operando en todo el mar Caribe.

Recientemente vimos un viraje en la ruta de la oposición, que ahora prioriza la realización de elecciones para salir de Nicolás Maduro. ¿Es ese el camino que apoya Estados Unidos?
Seguimos apoyando un proceso pacífico, constitucional, político en el país (…) Lo que los venezolanos quieren, necesitan, lo que van a tener son elecciones libres, justas y verificables, para que cada venezolano tenga la oportunidad de alzar su voz y expresarse. (…) (En) la comunidad internacional vamos a trabajar en conjunto y vamos a apoyar a las fuerzas democráticas y de libertad dentro del país, como la Asamblea Nacional (electa en 2015), como el propio presidente (encargado) Guaidó, como los actores: enfermeras, estudiantes y todos, para que puedan tener la oportunidad de tener elecciones libres, justas y verificables.

Deberíamos trabajar todos juntos: la Unión Europea, Colombia, Brasil, Grupo de Lima, Tratado de Río, para convencer a Nicolás Maduro y los que están en su grupo que deberían dejar tener elecciones libres, justas y verificables en el país. (…) El objetivo es el mismo, las tácticas tal vez cambien un poco, pero la libertad del pueblo de Venezuela, ese siempre va a ser nuestro norte, nuestro objetivo principal.

La Unión Europea, sin embargo, ha retirado su reconocimiento a Guaidó como presidente interino, ¿eso no afecta dicha coordinación?
La UE no ha retirado su apoyo al presidente interino Juan Guaidó. Cada Estado en la UE toma su propia decisión sobre el reconocimiento o no. La UE no ha retirado su apoyo al presidente interino Juan Guaidó. La UE, en sí, nunca había hecho (ese reconocimiento), entonces no hay un cambio de la posición.

Tanto ahora, con el presidente (Donald) Trump, y también en el futuro, con el presidente (Joe) Biden, vamos a continuar trabajando de forma coordinada con los países del mundo para aliviar el sufrimiento del pueblo de Venezuela y llegar a ese momento de elecciones libres, justas y verificables.

El problema de Venezuela es central, no solamente para los venezolanos, sino también para la región y los EE. UU. Va a ser un tema importantísimo en la nueva administración al igual que en esta administración.

¿Auspiciaría la administración Biden una negociación con Maduro, como asomó el senador Marco Rubio?
Siempre hemos dicho que una salida negociada sería lo mejor, una salida negociada que contempla elecciones libres, justas y verificables, que contempla oportunidades para todos los venezolanos. (…) Hay que también trabajar con los países de la UE, Grupo de Lima y otros para ejercer más presión en el régimen de abrir espacio para una negociación, diálogo, conversaciones pero que sean verdaderas, que contemplen solo una cosa: elecciones y condiciones para elecciones (…) Ese es el tema central, y no es hablar de abrir un poco de espacio para la prensa, dejar salir algunas personas de la prisión. Eso no. Hay que hacer todo, es un conjunto de todas las condiciones mínimas para elecciones y poner en el calendario elecciones. Esa sería una negociación que realmente cuente.