Moon dice que se les proporcionará gratuitamente vacunas contra el coronavirus a todos los surcoreanos

Moon dice que se les proporcionará gratuitamente vacunas contra el coronavirus a todos los surcoreanos

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha dicho, este lunes, que el Gobierno proporcionará gratuitamente vacunas contra el nuevo coronavirus a todo el pueblo surcoreano en fases, a partir del próximo mes.

En su discurso de Año Nuevo, Moon dijo que el Gobierno se asegurará de que todas las personas sean inoculadas de forma gratuita, de conformidad con las prioridades, afirmando que la inoculación comenzará en febrero.

Corea del Sur, que ha firmado contratos con fabricantes de vacunas extranjeros, espera que el primer lote de productos llegue en las próximas semanas.

Moon también mencionó el proceso en curso de revisión de la efectividad y seguridad de un tratamiento desarrollado por una compañía surcoreana y prometió publicar todos los procedimientos pertinentes de forma transparente.

En el discurso televisado, de 26 minutos de duración, el presidente dijo que el Gobierno continuará alentando el desarrollo de una vacuna propia de Corea del Sur, como parte de los esfuerzos para la "soberanía de las vacunas" y la cooperación sanitaria mundial.

En respuesta a las críticas públicas sobre la subida de los precios de la vivienda, Moon pidió disculpas a aquellos que se enfrentan a dificultades debido al problema y prometió medidas "rápidas y diversas" para el suministro de nuevos hogares.

El presidente dijo que, con un enfoque especialmente en la expansión del suministro, el Gobierno elaborará, con rapidez, varias medidas para tener un efecto rápido.

Sobre la diplomacia, Moon dijo que el Gobierno fortalecerá la alianza Seúl-Washington con ocasión de la próxima investidura de la Administración Joe Biden.

El presidente prometió realizar un "último esfuerzo" para llevar a cabo una "gran transición" en los diálogos estancados entre Corea del Norte y Estados Unidos, así como en los diálogos intercoreanos. A Moon le queda menos de un año y medio en la presidencia.

Moon recalcó que la fuerza motriz fundamental para el proceso de paz en la península coreana es el diálogo y la cooperación mutuamente beneficiosa, agregando que la voluntad del Gobierno de reunirse con Corea del Norte en cualquier momento y lugar, incluso sin una reunión cara a cara, se mantiene sin cambios.

El presidente anunció que Corea del Sur también "considerará de forma activa" unirse al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP, según sus siglas en inglés), mientras que acelerará el impulso para forjar tratados de libre comercio con Filipinas, Camboya y Uzbekistán.

Moon dijo que, además, el Gobierno acelerará las negociaciones con China y Rusia sobre los tratados de libre comercio en el sector servicios y los diálogos comerciales con las naciones latinoamericanas, refiriéndose al Mercosur y la Alianza del Pacífico.

El presidente también mencionó brevemente a Japón, diciendo que Seúl seguirá esforzándose para el "desarrollo con miras al futuro" de los lazos bilaterales.

Mientras tanto, Moon declaró un éxito en la "reforma sistémica" de las instituciones poderosas, incluida la fiscalía estatal, y prometió una comunicación estrecha y una cooperación para que el nuevo sistema eche raíces exitosamente

El presidente subrayó que la reforma de las instituciones poderosas significa lograr un mecanismo de equilibrio de poderes.

Moon añadió que, para Corea del Sur, el 2021 será un año de "recuperación" de la crisis del nuevo coronavirus, "inclusión" para reducir las disparidades sociales y un "salto" hacia convertirse en una nación líder.

El discurso de Moon se produjo en un momento en que sus índices de aprobación han descendido notablemente en los últimos meses, afectados, al parecer, por la tercera ola de infecciones masivas de coronavirus, la inestabilidad en el mercado inmobiliario y las controversias sobre su campaña de reforma de la fiscalía.