Nuevo director argentino de Yacyretá quiere “recuperar el tiempo perdido”

Nuevo director argentino de Yacyretá quiere “recuperar el tiempo perdido”

Con la intención de “recuperar el tiempo perdido”, el nuevo director argentino de Yacyretá, Ignacio Barrios Arrechea, se reunió ayer, por primera vez desde su nombramiento, con su par paraguayo, Nicanor Duarte Frutos, en la sala de máquinas de la hidroeléctrica, sin la presencia de periodistas.

El trabajo de montaje del rotor del generador que acoplarán a la turbina Nº 3, el que bajaron en marzo último, fue la atendible excusa que tuvieron los directores de la Entidad Binacional (EBY) para concertar su primera reunión en el mismo corazón de la central paraguayo-argentina, luego de que el empresario posadeño lgnacio Barrios Arrechea fuese designado por su gobierno como sustituto del renunciante Martín Goerling a la Dirección Ejecutiva de la EBY.

El flamante integrante de la Dirección Ejecutiva del ente agradeció el saludo de su par y aseguró que Paraguay y Argentina tienen “un camino común”, una línea a seguir en Yacyretá.

Manifestó el deseo de reiniciar de inmediato los trabajos para “recuperar tiempo perdido” y poder impulsar “todos los proyectos que tiene la Entidad Binacional”.

Agregó que en los próximos días nombrará a sus principales colaboradores.

A su turno, el director paraguayo de la EBY, Duarte Frutos, dijo que el nombramiento de Barrios Arrechea al frente de la EBY-MI, da un gran respiro y genera esperanzas en que en breve se reanuden todos los trabajos y las dificultades se vayan resolviendo”.

El encuentro en la casa de máquinas de la EBY convocó asimismo al gobernador del departamento de Misiones, Carlos Arrechea (ANR), y al intendente de Ayolas, Juan Carlos Duarte (ANR), pero la prensa estuvo ausente porque los anfitriones prefirieron un inexplicado hermetismo.

El plan de rehabilitación de las unidades de Yacyretá, dañadas por la aplicación de decisiones técnicas erróneas en el pasado, como la operación a cota reducida, y luego con sostenidos sobreembalses, están en ejecución, según la EBY con el objetivo de perfeccionar la producción de energía.

La unidad Nº 3 retornaría a la fase de servicio en diciembre próximo. Esta
unidad fue modernizada en su totalidad para garantizar su funcionamiento por
al menos 30 años, añade la EBY.

Acerca de las dificultades a las que aludió el director paraguayo de la EBY, en primer lugar debe mencionarse la deuda que imputa el gobierno argentino a la EBY, que hasta la fecha no fue atendida. La Nota reversal que los gobiernos de Horacio Cartes y Mauricio Macri firmaron en 2017 como posible salida fue cajoneada hace un par de años en la sede del Legislativo del vecino país.

PROBLEMAS QUE DEBEN SOLUCIONAR

La extensa lista de “problemas a solucionar” que tiene la EBYl, además de la controvertida deuda que le imputa el Gobierno argentino, figuran los más de US$ 1.000 millones que la entidad debe al Paraguay “en razón de territorio inundado”. Para que Yacyretá se construyera en su actual emplazamiento, debió anegarse un territorio que es paraguayo en más del 80%. Además, desde finales de 2018 se acumula otra deuda con nuestro país, en este caso del Gobierno argentino, en concepto de “compensación por cesión de energía”.

Los quejas paraguayas por las ventas argentinas de la energía de Yacyretá al Brasil, configuran otro singular problema en la rutina de la binacional.