Integración comercial de América Latina, la apuesta después de la COVID-19

Integración comercial de América Latina, la apuesta después de la COVID-19

Latinoamérica tiene por delante una “enorme oportunidad” para reestructurar sus cadenas de valor, según el BID.

El reto de esta crisis es “transitar la tormenta pero haciéndolo con una transformación”. Así lo señaló el presidente Iván Duque durante su alocución en el marco de la Asamblea de la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham).

La presente crisis mundial “deja lecciones a muchas empresas norteamericanas sobre la necesidad de avanzar en la diversificación de la producción y no depender de las cadenas de valor de Asia”, indicó Duque.

El mandatario enfatizó en que América Latina tiene que capitalizar dicha transformación no solo con mejores fórmulas de intercambio pero sí “con poder abastecer y nutrir grandes mercados de Norteamérica con la base productiva generando empleo y buscando incidir en el desarrollo con la mano de obra colombiana”.

Sus palabras se suman a lo expresado por el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, durante su participación en la citada Asamblea de AmCham.

Moreno señaló que existe una “enorme oportunidad” para América Latina y para Colombia para reestructurar las cadenas de valor y reorientar la producción en ese frente. “Lo cierto es que si uno tiene la visión de un mercado hemisférico totalmente integrado indiscutiblemente va a generar muchísimo valor y riqueza para todos”.

“Esta también es la oportunidad para pensar en la integración en los acuerdos de TLC para hacer valer esas cadenas de valor. Este es el momento de repensar y obtener una mirada distintas”, dijo Moreno, para quien se debe seguir el ejemplo de la integración entre las empresas que hacen uso de los acuerdos comerciales entre Estados Unidos, Canadá y México.

Luis Alberto Moreno también recordó que la entidad que preside está habilitando créditos soberanos por USD15 mil millones para atender a la emergencia sanitaria generada por el COVID-19. El brazo privado de la entidad, BID Invest, dispuso de otros USD7 mil millones de los cuales, USD500 millones están dedicados a los proyectos de innovación en torno al COVID-19, como los procesos que se han readaptado para fabricar respiradores.

Por su parte, María Claudia Lacouture, directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham) le propuso al Gobierno nacional una nueva política de comercio exterior buscando una reactivación sectorial apalancada por la sustitución de importaciones y un cambio en el modelo económico de integración del país al comercio internacional.

“Según un informe de la Organización Mundial de Comercio (OMC) la recuperación del comercio internacional se apalancará en países distintos a los tradicionales y en base a productos diferentes y es allí donde los nuevos conceptos de cadenas regionales de valor serán la nueva norma”, planteó Lacouture.

Para la directora de AmCham, es “indispensable” estimular el comercio electrónico con capacidades para exportar debido a la estratégica ubicación del país y a la capacidad de carga que tiene el aeropuerto El Dorado.

Otra oportunidad que sostienen en AmCham es la iniciativa de origen acumulativo para los países de América Latina que tengan acuerdo comercial con EEUU. “De esta manera sería mucho más atractivo recibir las nuevas cadenas regionales de valor y para EEUU sería una fantástica estrategia geopolítica regional”, afirmó Lacouture.

Según cifras reveladas por la directora ejecutiva de Amcham, un producto de una empresa estadounidense manufacturado en China puede contener entre 5% y 8% de materias primas de EEUU, mientras que el mismo modelo fabricado en América Latina llega hasta un 40% a 50% de materias primas estadounidenses. “Así llegaremos al producto ‘Hecho en las Américas’”.

La directora de la Cámara también advirtió sobre la difícil situación económica que están viviendo las compañías, la cual “cada vez empeora”, por lo que, “la voluntad del empresariado de mantener el empleo a toda costa podría verse derrotada por un mal mayor, que se quiere evitar, y que es la falta de liquidez”.

A nivel nacional, AmCham agrupa a más de 970 empresas afiliadas, las cuales aportan cerca de 600 mil empleos formales en Colombia y el 18.6% del PIB, según cifras compartidas por la entidad.

En la conferencia de prensa virtual también participaron Phillip Goldberg, embajador de Estados Unidos en Colombia y Juan Carlos Archilla, presidente de América Móvil.