Estados Unidos y Brasil quieren negociar una alianza “lo más amplia posible” con Uruguay; Lacalle Pou aspira a un TLC

Estados Unidos y Brasil quieren negociar una alianza “lo más amplia posible” con Uruguay; Lacalle Pou aspira a un TLC

Los gobiernos de Estados Unidos y Brasil quieren negociar junto con el de Uruguay una alianza política y comercial ―lo más amplia posible‖, lo que puede llegar a incluir un tratado de libre comercio (TLC), con o sin el Mercosur, dijeron a Búsqueda fuentes oficiales de dos de esos tres países.

El presidente norteamericano, Donald Trump, telefoneó el sábado 7 a su par uruguayo Luis Lacalle Pou para trasmitirle su voluntad de lograr un mayor acercamiento entre ambos gobiernos, a través de una alianza política y comercial, dijeron los informantes.

Ese mismo día, Trump se reunió en el estado de Florida con el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, para firmar un acuerdo militar entre Estados Unidos y Brasil pero también para intercambiar sobre distintos asuntos.

Según las fuentes, el cambio de gobierno en Uruguay y la asunción de Lacalle Pou, más afín a la línea política de Trump y Bolsonaro, estuvo en la conversación entre los mandatarios de Estados Unidos y Brasil.

Los informantes relataron que Trump y Bolsonaro coincidieron en la necesidad de que Estados Unidos estreche vínculos con América Latina aprovechando la coyuntura política actual, lo que incluye a Uruguay.

Fuentes de la Casa Blanca trasmitieron al diario norteamericano The New York Times que el tema comercial también estuvo arriba de la mesa durante la reunión entre Trump y Bolsonaro. Estados Unidos no cuenta con un TLC con el Mercosur ni con ninguno de sus países en forma bilateral, y poder negociarlo es una de las posibilidades que se evalúa.

Luego de participar el 1º de marzo en los actos de asunción de Lacalle Pou, Bolsonaro declaró en una entrevista con Búsqueda, publicada el jueves 5, que el presidente uruguayo está ―alineado‖ con sus ―propuestas y pensamientos liberales y económicos‖ y que junto con él buscará el ―fortalecimiento del Mercosur‖, que puede llegar a ser ―un nuevo sudeste asiático‖.

Lacalle Pou había manifestado su voluntad de negociar un TLC con Estados Unidos al mantener el 6 de enero un diálogo telefónico con el secretario de Estado de ese país, Mike Pompeo.

En esa oportunidad, Pompeo felicitó a Lacalle Pou por su elección como presidente y lo consultó sobre su posición acerca de la situación en Venezuela, dijeron las fuentes. El entonces presidente electo uruguayo repitió a Pompeo lo que había dicho durante toda la campaña electoral: que en Venezuela ―hay una dictadura‖.

El secretario de Estado norteamericano divulgó, mediante la red social Twitter, algunos puntos de su conversación con Lacalle Pou, a la que definió como ―buena‖.

Estados Unidos espera desarrollar una asociación más estrecha con Uruguay, basada en nuestro compromiso de expandir la prosperidad económica y fortalecer las instituciones democráticas y la seguridad en la región‖, escribió Pompeo.

En el diálogo con Pompeo, Lacalle Pou le planteó en forma directa la posibilidad de que Estados Unidos y Uruguay negocien a través del Mercosur o en forma bilateral un tratado de libre comercio, según ambos informaron en ese momento. La administración de Trump está dispuesto a analizar ese camino y quiere sumar también a Brasil en ese diálogo, dijeron a Búsqueda fuentes del gobierno de Bolsonaro.

Al hablar con Pompeo en enero, Lacalle Pou le aseguró que luego de que asumiera como presidente el 1º de marzo, Uruguay dejaría de integrar el Mecanismo de Montevideo, un ámbito promovido por la administración de Tabaré Vázquez para procurar una salida para Venezuela y le dijo que tiene ―ciertas coincidencias‖ con el Grupo de Lima, que reconoce a Juan Guaidó como presidente venezolano en funciones.

Lacalle Pou también le trasmitió a Pompeo que apoya la reelección del uruguayo Luis Almagro como secretario general de la Organización de Estados Americanos, al igual que Estados Unidos.

La posibilidad de iniciar conversaciones entre el gobierno norteamericano y el uruguayo para lograr un TLC había estado presente durante la presentación del nuevo embajador de Trump en Montevideo, Kenneth George, en diciembre del año pasado. ―Estuvimos muy cerca de firmar un TLC. No fuimos nosotros los que dijimos que no‖, recordó el diplomático.

George se refería a lo ocurrido durante el primer período de gobierno del Frente Amplio, cuando Tabaré Vázquez era el presidente uruguayo y George W. Bush el norteamericano. En esa oportunidad, Estados Unidos planteó a Uruguay la posibilidad de firmar un TLC bilateral entre ambos países, lo que generó una extensa discusión política interna y también con los demás países socios de la región.

El primero en anunciar la posibilidad de un TLC entre Estados Unidos y Uruguay fue el entonces ministro de Economía, Danilo Astori, en una entrevista con Búsqueda publicada en enero de 2006. Allí, se manifestó a favor de cerrar ese acuerdo y lo mismo hizo Vázquez meses después.

Pero, luego de más de dos años de debate, el gobierno uruguayo optó por no avanzar en un TLC debido a la resistencia que ofrecía ese acuerdo comercial en la interna del Frente Amplio y también en los demás países del Mercosur.