Pompeo afirma que EEUU y Argentina buscan trabajar juntos por la democracia en América

Pompeo afirma que EEUU y Argentina buscan trabajar juntos por la democracia en América

EEUU y Argentina esperan seguir trabajando juntos para promover la democracia en América Latina, dijo el secretario de Estado de EEUU, Michael Pompeo, luego de una reunión que mantuvo con el embajador argentino en este país, Jorge Argüello.

EEUU y Argentina esperan seguir trabajando juntos para promover la democracia en América Latina, dijo el secretario de Estado de EEUU, Michael Pompeo, luego de una reunión que mantuvo con el embajador argentino en este país, Jorge Argüello.

"Un placer recibir al Embajador Jorge Argüello ayer; Estados Unidos y Argentina esperan continuar trabajando juntos para promover la democracia y la prosperidad económica en la región", afirmó Pompeo en su cuenta de Twitter.

El 24 de febrero, el embajador argentino en EEUU se reunió en Washington con Pompeo para analizar la agenda bilateral y temas de interés común.

Este 25 de febrero, Argüello dijo que fue una "primera reunión positiva y productiva", en la que los diplomáticos "manifestaron la conveniencia y la disposición para producir un encuentro entre los presidentes de Argentina y EEUU".

Asimismo, dijo que durante el encuentro abordaron temas de la agenda bilateral como "la Organización de los Estados Americanos [OEA], el Banco Interamericano de Desarrollo, el Fondo Monetario Internacional [FMI], inversiones, política económica, Venezuela y Bolivia".

En relación a la OEA, Argüello dijo que le informó a Pompeo que Argentina "no ve con buenos ojos" la reelección del actual secretario general, Luis Almagro, que cuenta con el apoyo de Washington.

En base a un acuerdo stand-by (de contingencia) firmado con el anterior Gobierno, el FMI desembolsó a Argentina unos 44.000 millones de dólares de los 56.300 millones previstos originalmente.

En contrapartida, el organismo multilateral exigió un ajuste en las partidas presupuestarias para llegar a un equilibrio, lo que conllevaba un programa estricto en lo fiscal y en lo monetario.

El Gobierno argentino, que espera reestructurar la deuda pública externa que está en manos de acreedores como el FMI y el Club de París, advirtió que el país debe crecer antes de cumplir con sus compromisos financieros.