Ucrania refuerza la seguridad de 72 evacuados de Wuhan tras ser atacados por los vecinos

Ucrania refuerza la seguridad de 72 evacuados de Wuhan tras ser atacados por los vecinos

Información falsa acerca de contagios en el país desatan el miedo.

La mezcla de miedo e información falsa acerca del coronavirus de Wuhan ha desatado unos incidentes violentos en Ucrania, donde los vecinos de la localidad de Novye Sanzhari intentaron  impedir con barricadas y pedradas en la noche del jueves el paso de los autobuses que transportaban a 72 evacuados por miedo a contagiarse. El primer ministro ucranio, Alexéi Goncharuk, anunció este viernes que la Guardia Nacional reforzará la seguridad de los recién llegados.

Un total de 300 guardias nacionales velarán por la seguridad de los 72 evacuados, 27 de ellos extranjeros, casi en su totalidad latinoamericanos, que fueron ingresados el jueves en el centro médico de la Guardia Nacional de la localidad, según dijo a la prensa el jefe del Gobierno en el municipio. Cinco agentes se encuentran hospitalizados a la espera de un examen médico más detallado. Durante los disturbios, 24 personas fueron detenidas, de los que 23 fueron puestos en libertad, indicó la institución.

La llegada de los evacuados ha suscitado en Ucrania temores de que el coronavirus se expanda en el país, miedo que fue alentado por una supuesta comunicación del Ministerio de Sanidad en la que se afirmaba que había cinco casos en el territorio. La comunicación falsa fue enviada por correo electrónico a todos los contactos de ministerio y su origen fue establecido fuera del país, según el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU).

"Nueve policías y un civil tuvieron que recibir atención médica" tras los incidentes del jueves por la noche, dijo el jefe de la Policía Nacional de Ucrania, Igor Klimenko, en un comunicado publicado en la página web del Ministerio del Interior. Los evacuados fueron atacados cuando eran trasladados a un centro médico de la localidad, situada en la región de Poltava, en el centro del país.

Con el fin expreso de tranquilizar a los habitantes de Novye Sanzhari, en cuyas afueras se encuentra el centro médico de la Guardia Nacional, la ministra de Sanidad, Zoriana Skalétskaya, decidió sumarse a la cuarentena de los evacuados de Wuhan.

"Pasaré con ellos los próximos 14 días en las mismas instalaciones, en las mismas condiciones. Confío en que mi presencia calmará a la gente de Novye Sanzhri y de otros lugares del país", escribió Skalétskaya en Facebook.

El primer ministro, que tuvo que trasladarse a la región, al igual que el ministro del Interior, Arsén Avakov, a fin de tranquilizar a la población, subrayó que todos los evacuados han sido sometidos a controles médicos y ninguno de ellos presenta síntomas de enfermedades respiratorias. "Hemos hablado con la gente que se encuentra en el centro médico. Aquí tienen todo lo que necesitan (...). El Gobierno controla totalmente la situación", enfatizó.

Junto con los 72 evacuados se encuentran los tres médicos que los acompañaron en el vuelo desde Wuhan, donde se inició el brote de Covid-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus y que ha causado en China más de 2.140 muertes.

Este jueves entró en vigor la decisión de Rusia de suspender la entrada de los ciudadanos chinos en el país debido al coronavirus. La decisión supone un duro golpe al sector del turismo y al educativo, pues afecta a los viajes de negocios, estudios, ocio y laborales. Es decir, todos los que no tengan un carácter especial o diplomático. Rusia ya había cerrado las fronteras terrestres con China en un intento por contener la epidemia.