Bogotá se blinda ante posible amenaza terrorista

Bogotá se blinda ante posible amenaza terrorista

La alcaldesa Claudia López envió un mensaje de tranquilidad y anunció medidas de seguridad.

Aunque no hay ninguna amenaza concreta sobre algún atentado que tenga previsto cometer el Eln en Bogotá, las autoridades no se confían y desplegaron un robusto operativo de seguridad para blindar la ciudad, que ya ha sido objeto de algunos ataques, como el ocurrido el 17 de enero del 2019 en la Escuela de Policía General Santander, en el que murieron 22 cadetes.

“Por los antecedentes del Eln en su actuar criminal en la ciudad de Bogotá, sabemos que han optado por atentar contra nuestra Policía, que ya está advertida, organizada, para que no se atente contra ninguno de nuestros uniformados”, señaló, tras un consejo de seguridad de este miércoles, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

Pero, más allá de la coyuntura del paro armado anunciado por el grupo terrorista a partir de hoy y por 72 horas en el territorio nacional, en las últimas semanas se había conocido una alerta sobre una posible incursión en la capital del país.

El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Óscar Gómez Heredia, manifestó que esa información, que salió de la Fiscalía General de la Nación, prendió las alarmas, pero que ya fue evaluada.

No descartamos ninguna información, y ante esta tuvimos reuniones previas en las cuales evaluamos y se ajustaron algunas medidas de seguridad en puntos críticos.

“No descartamos ninguna información, y ante esta tuvimos reuniones previas en las cuales evaluamos y se ajustaron algunas medidas de seguridad en puntos críticos”, sostuvo el oficial, quien agregó que también se priorizó la vigilancia de algunas personalidades.

El general Gómez explicó que por instrucciones del presidente de la República, Iván Duque, sus hombres entraron en alistamiento de primer grado, lo que generará que en la ciudad haya un número mayor de uniformados, tanto del Ejército como de la Policía. Sin embargo, advirtió que esto lo hacen no para generar pánico, sino seguridad.

Justamente, la alcaldesa Claudia López dijo que, como medida preventiva, se ejecutará un plan candado con el que se reforzará la seguridad en los ingresos a la capital del país y puntos estratégicos, como estaciones de policía. No obstante, aclaró que no hay ninguna razón para sentir pánico e invitó a los ciudadanos a que vivan este fin de semana en total normalidad.

“Tenemos un plan candado con la Fuerza Aérea, el Ejército, la Policía, la Fiscalía, la Presidencia y la alcaldía de Bogotá, para cubrir los distintos puntos de acceso en sitios estratégicos de la ciudad; estamos debidamente distribuidos y coordinados para mantener la vigilancia”, expresó la mandataria, quien envió un mensaje de rechazo al Eln, grupo al que acusó de no optar por las vías del diálogo que le han ofrecido este y otros gobiernos nacionales.

Otro aspecto que mencionó López para garantizar la seguridad en la ciudad durante este fin de semana fue la cooperación de la ciudadanía. Puso a disposición, las 24 horas del día, la línea 123 para informar sobre cualquier situación que parezca sospechosa, con el fin de que las autoridades puedan evaluar y descartar cualquier atentado. Agregó que hay un equipo especializado que se conformó para atender estas llamadas.

“Pedimos ayuda a la ciudadanía porque tenemos que ser prevenidos; cualquier paquete sospechoso que pueda haber en cualquier sitio público, que sea inusual, informar de inmediato. Vehículos abandonados, motos abandonadas, que duran varias horas o días sin un aparente dueño, sin circulación”, agregó.

Para el doctor Édgar Ardila, de la Escuela de Justicia Comunitaria de la Universidad Nacional, el impacto que puede tener el Eln con un paro armado es bastante menor si no logran hacer algo en Bogotá, lo que plantea un escenario complejo.

“El Eln viene haciendo paros armados desde hace décadas, y cada vez el impacto se reduce más a las zonas donde ellos tienen concentradas sus fuerzas. La posibilidad de mostrar que tienen fortaleza solamente va a ser creíble en la medida que hagan algo en Bogotá, por eso es preocupante el momento. Considero que se están tomando medidas atinadas”, precisó el experto.

Por otro lado, el comandante de la Policía Metropolitana insistió en que también hay desplegadas capacidades de inteligencia judicial para prevenir acciones terroristas.

No vamos a permitir que un grupo armado ilegal minoritario perturbe en lo más mínimo nuestra cotidianidad pacífica, tranquila y corriente

“Seguimos avanzando en investigaciones. Lo importante es hacer un seguimiento puntual de la información que se conoció inicialmente, de los posibles actores que pudieran llegar acá, y lo importante es enviar el mensaje de tranquilidad porque venimos haciendo un trabajo minucioso frente a estas tareas para evitar un acto lamentable”, dijo el general Gómez.

Tras señalar que no se va a “perturbar en lo más mínimo la vida cotidiana de los ciudadanos”, la alcaldesa Claudia López aclaró que se mantiene la ‘Fiesta no brava’, como en los dos últimos fines de semana, e invitó a los bogotanos a disfrutar de esos actos artísticos y culturales. También dio garantías para quienes quieran salir a la ciclovía y a la plaza de toros.

“No vamos a permitir que un grupo armado ilegal minoritario perturbe en lo más mínimo nuestra cotidianidad pacífica, tranquila y corriente”, concluyó la mandataria bogotana.