COP25.- España espera unos 50 autoridades entre jefes de Estado y Gobierno, ministros y otros, pero no estará Piñera

COP25.- España espera unos 50 autoridades entre jefes de Estado y Gobierno, ministros y otros, pero no estará Piñera

Teresa Ribera rebaja a 50 millones el coste de la Cumbre del Clima

La ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, ha asegurado que las confirmaciones de autoridades internacionales que acudirán a la XXV Conferencia de las Partes de Cambio Climático de la ONU que se celebrará del 2 al 13 de diciembre en Madrid (COP259 "supera las 50 personas", entre jefes de Estado o de Gobierno, ministros y otras autoridades de diferentes organizaciones.

Durante su intervención en un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum, en el que ha participado junto a la ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt, quien, por su parte, ha confirmado que el presidente de su país, Sebastián Piñera, no viajará a Madrid, porque está centrado en resolver la "urgencia" de la crisis política y social que atraviesa el país latinoamericano.

Ribera también ha dado algunas cifras relacionadas con la organización de la COP25 en la capital española. Según ha apuntado, el cálculo que ha realizado el Gobierno español "es muy probablemente" de 50 millones de euros, lo que supondría una rebaja de 10 millones de euros frente a los 60 millones que el Gobierno en funciones había estimado hace un par de semanas.

Este dato se encontraría dentro de la horquilla económica con la que contaba el Gobierno, de 37 a 180 millones de euros, coste de anteriores Cumbres climáticas. "Fuimos prudentes con las partidas económicas", ha dicho Ribera que, en todo caso, ha añadido que aún están viendo "como encajan" los números y que las cuentas se conocerán con transparencia. SIN TODA LA INFORMACIÓN SOBRE GRETA

La ministra en funciones se ha referido también a la posible asistencia de la joven activista sueca, Greta Thunberg, a la que ha definido como "una ciudadana privada que se ha convertido en un referente importantísimo para una parte de la sociedad" y ha añadido que, aunque tienen algunos datos sobre su travesía atlántica para acudir a la Cumbre del Clima en Madrid en un catamarán, el Gobierno no tiene toda la información.

En todo caso, ha mostrado la voluntad el Gobierno y de la Presidencia Chilena de la COP25 para dar mayor voz y participación a la sociedad civil por lo que está segura de que encontrarán "un espacio para ella". Si bien, ha apuntado que la "incertidumbre" asociada al medio de transporte y recorrido que implica el viaje de la activista hace que todavía no sepan cuando llegará a Madrid.

Por su parte, la ministra chilena ha vinculado la "importancia de actuar" y elevar la acción climática durante la COP con las desigualdad social que vive su país y por ello ha urgido a elevar la acción y la ambición porque la crisis social y la ambiental son "las dos caras de la misma moneda".

Tras agradecer el apoyo y generosidad de España para garantizar la celebración de la Cumbre bajo presidencia chilena, ha recordado que el cambio climático es "injusto" y afecta más a quienes menos han contribuido a ello. CHILE NO RENUNCIA A UNA TRANSICIÓN JUSTA

Pese a la renuncia del país a acoger la cita internacional, ha asegurado que Chile no renuncia a su convicción "profunda" de la relevancia que tiene para los ciudadanos de todo el mundo "dar la batalla" por una transición justa a una política social y ambiental, sobre todo para las personas más vulnerables.

"La agenda climática está hoy más vigente que nunca. Les propongo trabajar e impulsar la ambición con foco en las personas y permitiendo por primera vez incluir a gobiernos locales, regionales y al sector privado", ha apostillado.

En cuanto a las cuestiones organizativas, Ribera confía en que la manifestación prevista para el día 6 en Madrid para reclamar acción frente a la emergencia climática transcurra con total normalidad y confía en que sea "ambiciosa", "exigente" y "constructiva". ESPAÑA: "DIFÍCIL" ELEVAR LA AMBICIÓN ANTES DE LA INVESTIDURA

Sobre la ambición de España, ha señalado que "difícilmente" se puede pensar en nuevos "planteamientos radicales" antes de la investidura, pero confía en que en el marco de la Unión Europea el Consejo Europeo del 12 y 13 de diciembre acuerde formalmente declarara la neutralidad climática en 2050 y ha asegurado que España está trabajando "intensamente para q sea así" ya que hay "consenso" entre el conjunto de fuerzas políticas del país que hay mucho en juego y "la mayoría" ha identificado el cambio climático como "el asunto más importante".

En cuanto a la acción climática chilena, la ministra Schmidt ha lamentado que, aunque la voluntad de Chile era presentar un compromiso nacional de alcanzar la neutralidad climática, también en 2050, la crisis social no ha permitido llegar a la COP con este compromiso de país aprobado, aunque confía en poder hacerlo a lo largo de 2020. "Queríamos ser el primer país en presentar nuestro NDC (el compromiso nacional)", ha manifestado la ministra chilena que espera "con humildad y dolor" hacer un mejor compromiso el año próximo.