"Chile ofrece a los inversores un puerto seguro frente a la incertidumbre"

"Chile ofrece a los inversores un puerto seguro frente a la incertidumbre"

Entrevista a Cristián Rodríguez, director de InvestChile. El país sudamericano tiene abiertos a la inversión 150 proyectos que suman más de 18.000 millones de dólares para los próximos cuatro años.

Cristián Rodríguez, director de Invest Chile -la agencia pública que se dedica a promover la inversión en Chile en los mercados extranjeros- inicia hoy en Madrid una ronda de reuniones con empresarios e inversores con el objetivo de dar a conocer las oportunidades de negocio que ofrece el país sudamericano en estos tiempos de incertidumbre global. Además de Madrid, Rodríguez visitará también Barcelona, Roma y Milán.

¿Qué metas se ha marcado para la gira que comienza por España e Italia?

El objetivo es promover las nuevas oportunidades de negocios que ofrece Chile para los inversores europeos. Realizaremos encuentros empresariales y reuniones con compañías de España, en Madrid y Barcelona; y de Italia, en Roma y Milán. Ya tenemos confirmados a cerca de un centenar de representantes de empresas para nuestras actividades en ambos países.

 

¿Qué proyectos tiene en cartera el gobierno chileno y cuánto dinero necesitaría recibir por parte de los inversores extranjeros para poder llevarlos a cabo?

Hay que aclarar que el gobierno chileno no necesita recibir dinero para desarrollar estos proyectos. Lo que tenemos es una cartera pública en sectores como Obras Públicas, Minería, Energía y Turismo, que incluye más de 150 proyectos por un monto superior a los 18.000 millones de dólares hasta 2023. Estos son negocios cuyo desarrollo está disponible tanto para inversores y empresas locales como extranjeras. En el caso de la cartera de obras públicas, son más de 50 licitaciones por 14.000 millones de dólares, incluyendo carreteras, hospitales y aeropuertos; la cartera de minería incluye 32 proyectos de escala mediana, por un monto de 650 millones; y la de Energía tiene 266 proyectos de transmisión eléctrica por más de 3.000 millones de dólares.

 

¿Qué espera, en concreto, de la inversión española en Chile?

La inversión española ha sido históricamente alta en nuestro país. El stock de inversión española en Chile a 2017 -según nuestro Banco Central- era de 22.281 millones de dólares, lo que la transforma en la tercera fuente de inversión extranjera para nuestro país. Hay más de 300 empresas españolas presentes de manera transversal y diversificada en nuestra economía, cuya presencia ha dinamizado nuestro mercado y que son sumamente conocidas por los chilenos. En InvestChile estamos apoyando actualmente 25 proyectos de empresas españolas que están en distintas etapas de desarrollo en sectores como servicios globales, alimentos, financiero y energía. Creemos que, dado el amplio conocimiento que tienen del mercado chileno, y considerando que nuestro país es una excelente plataforma para acceder a Latinoamérica, las pymes de España pueden considerar a nuestro país un puerto seguro para su internacionalización.

 

La economía global está viviendo momentos de incertidumbre con las señales de desaceleración y la guerra comercial como telón de fondo. ¿Cómo pueden afectar a Chile estas incertidumbres?

Chile tiene una economía sumamente abierta, probablemente la más abierta del mundo, con 28 acuerdos comerciales suscritos con 64 mercados, que representan el 63% de la población mundial y el 86,3% del PIB global. Esta apertura también nos hace vulnerables a los vaivenes del comercio internacional. No obstante aquello, nuestro país cuenta con sólidos pilares macroeconómicos, que permiten no solo que sigamos creciendo -a un ritmo más lento del que nos gustaría, desde luego-, sino que seamos considerados como un puerto seguro para los inversionistas en épocas de turbulencias. Durante el primer semestre de este año, el país ingresó inversión extranjera por valor de 6.570 millones de dólares, lo que representa un alza de un 110% en relación al mismo periodo de 2018. Es cierto que es temprano para saber si la tendencia se mantendrá hasta fin de año, pero es una buena señal sobre la percepción de las compañías foráneas sobre Chile.

 

¿Cree que la guerra comercial podría llegar a tener consecuencias positivas para la región y, en concreto, para la Alianza del Pacífico?

Hay que ser cauto a la hora de hablar de potenciales consecuencias positivas de una guerra comercial. La experiencia dice que en un conflicto de este tipo todos, en mayor o menor medida, se ven afectados, especialmente cuando los principales involucrados son las economías más grandes del planeta. De todas maneras, sí podemos ver que se abren oportunidades para aquellos que estén preparados de mejor manera para enfrentar las crisis en el medio plazo. En ese sentido, la Alianza del Pacífico, que representa en su conjunto la octava economía mundial, con 225 millones de personas y el 50% del tráfico de bienes y servicios de la región, puede resultar atractiva para quienes buscan diversificar. Y desde luego, por su liderazgo regional y red de acuerdos comerciales, Chile es la puerta natural hacia la Alianza.

 

¿Qué sectores quiere potenciar Chile de cara a los próximos años?

Existen sectores en que Chile hoy está a la vanguardia en Latinoamérica. Áreas como la tecnología, especialmente en lo referido a telecomunicaciones, donde tendremos pronto una licitación para el espectro 5G, así como la licitación internacional para un cable submarino que conectará Asia y Latinoamérica; data centers y exportación de servicios tecnológicos, con empresas como Google, Huawei, Oracle y Ascenty anunciando sus inversiones durante los últimos meses; generación de energías limpias, especialmente solares y eólicas donde Chile cuenta con el mayor potencial de la región, la minería... Nuestro país presenta desafíos y oportunidades en los que la inversión extranjera en general, y española en particular, puede jugar un rol clave.