Presidente de J.P. Morgan Chile: “No se dio el entorno global y las expectativas en Chile demoraron en ajustarse”

Presidente de J.P. Morgan Chile: “No se dio el entorno global y las expectativas en Chile demoraron en ajustarse”

El líder local de uno de los principales bancos de inversión globales reconoce que las expectativas empresariales al inicio de este gobierno eran altas, en un entorno mundial optimista. De todos modos, afirma que los inversionistas extranjeros siguen positivos con Chile.

Esta semana un informe del banco de inversión norteamericano J.P. Morgan plasmó la mirada más pesimista que se ha dado por parte del mercado financiero para las expectativas económicas de Chile para el próximo año: un crecimiento del PIB de 2,3%, lo que incluso está por debajo del 2,4% que pronostican para 2019.

En la Encuesta de Expectativas Económicas realizada de agosto por el Banco Central, el mercado ajustó por octava ocasión sus perspectivas para este año hasta 2,5%. Para el próximo año, el ente emisor proyectó un rango de expansión de 2,75% a 3,75%.

El banco norteamericano, además, proyectó que en la reunión de diciembre, el ente emisor aplicará un recorte de 50 puntos base y fijará la tasa en 1,5%. Para el próximo año, avizoran solo un recorte de 25 puntos base en marzo, por lo que la TPM se ubicaría en 1,25% durante 2020.

 

En entrevista con PULSO, el presidente de J.P. Morgan de Chile, Alfonso Eyzaguirre, entrega su mirada sobre la situación global y Chile, aunque aclara que las proyecciones económicas emitidas por la entidad no pasan por su “jurisdicción”.

¿Cómo ha absorbido la guerra comercial nuestro país?

-Dado que involucra a las dos principales economías del mundo, la guerra comercial ha impactado el crecimiento global y a los mercados financieros mundiales. Es algo que se podría agudizar en la medida que para el 15 de diciembre el ciento por ciento de las importaciones chinas a EEUU quede cubierta por aranceles. Para China estamos proyectando un crecimiento menor al 6% en 2020. Esto tendrá un impacto para Chile y otros exportadores de commodities.

¿El menor crecimiento que ven para Chile estará explicado principalmente por estos factores internacionales?

-Hoy en día en Chile el partido del crecimiento económico se juega proporcionalmente más en la arena internacional que en el plano local. La guerra comercial afecta directamente a las importaciones y exportaciones, pero afecta también a las expectativas del consumidor y de las empresas, además del gasto fiscal.

¿Ha estado al debe este gobierno en apuntalar más fuerte el crecimiento del país y en bajar los impuestos a las empresas? Las expectativas del empresariado eran altas y han ido aterrizando…

-Las expectativas eran altas en un entorno global optimista. No se dio ese entorno y las expectativas demoraron en ajustarse. En lo local, el Banco Central está haciendo lo suyo para mitigar los efectos negativos del entorno internacional. El gobierno con sus anuncios sobre infraestructura en junio y los recientes de agosto está tratando de hacer lo suyo también. Sin duda, la esperada aprobación de la reforma tributaria también es importante para la reactivación económica. Pronto veremos si los anuncios del gobierno en materia de gasto fiscal fueron suficientes. El tiempo dirá.

¿Los empresarios de afuera ven mejor a Chile que los locales?

-El riesgo y la incertidumbre son relativos. Se tiende a magnificar el riesgo doméstico y minimizar, en términos relativos, el riesgo externo. Eso es muy humano y no solo pasa en Chile. Tenemos que ser lo menos insulares posible y entender que estos riesgos hay que manejarlos y que siempre van a estar. A veces nos miramos mucho el ombligo. El ánimo del extranjero con Chile está muy bueno, dado que tienen que lidiar con otros riesgos mucho mayores en otros países.

O sea, ese crecimiento que ven de 2,3% que ven para el próximo año en Chile no debiera ser un nivel sostenido en el tiempo…

-Espero que no.

Pese a lo antiguo del anhelo, esta semana se anunciaron medidas concretas para transformar a Chile en un centro financiero regional. ¿Cree que ahora la iniciativa va en serio?

-Nunca había habido algo tan concreto como esto. Es un paso sumamente importante luego de un trabajo muy serio. En J.P. Morgan estamos estudiando las medidas anunciadas y su impacto.

 

Ventana abierta para aperturas en bolsa

¿Cuál es su balance y proyecciones del mercado de fusiones y adquisiciones (M&A)?

-Al igual que lo que está ocurriendo en el panorama global, a excepción de EEUU, en Chile los volúmenes de M&A han bajado en lo que va de 2019. Distingo algunas tendencias en el mercado chileno: compañías locales comprando empresas fuera de Chile, como AFP Habitat en Colombia y Softys (CMPC) en Brasil. En infraestructura, los fondos de inversión locales están reemplazando a fondos y operadores internacionales de activos domésticos. Por último, hay multinacionales anunciando ventas de activos locales por razones ajenas a Chile.

Dada la coyuntura de tasas de interés local e internacional, y el volumen de proyectos de infraestructura que se espera para los próximos años, a futuro pensaría que continuará la tendencia en la industria de que operadores y fondos existentes reciclarán el capital y saldrán de activos más maduros para invertir en proyectos nuevos con más potencial.

¿Cómo ve el panorama para aperturas en bolsa (IPO) a nivel local?

-Hoy en día no hay ningún impedimento de mercado para listar una compañía. Hay capacidad analítica, hay liquidez y los inversionistas están dispuestos a tomar riesgos. Solo falta que las compañías tomen la decisión de abrirse.

¿Cómo visualiza el mercado de deuda? ¿Es momento para que las compañías refinancien sus pasivos?

-En Latinoamérica, las emisiones de bonos corporativos, de bancos y soberanos han aumentado 10% en lo que va del año. La composición del mercado de bonos regional ha cambiado mucho. Brasil desplazó a México como el primer emisor de la región, los emisores argentinos casi desaparecieron y Chile esta levemente más bajo que en 2018. Creo que hacia finales de año esto cambiará y los volúmenes emitidos por emisores chilenos serán mayores que todo 2018.

En el terreno de la renta variable, ¿cree que está barata la bolsa chilena?

-A simple vista sí. La razón precio/utilidad del índice MSCI Chile es de 14,5 veces, lo que está por debajo del promedio de los últimos 15 años, que es de 16,8 veces. Sin embargo, ajustado por la disminución de rentabilidad de las compañías del MSCI Chile en los últimos años, pareciera que la bolsa está valorada en forma justa. Tenemos una recomendación neutral para la bolsa chilena.

Hay empresas que muestran menores niveles de rentabilidad respecto a sus promedios históricos, ¿esto es un cambio estructural en las rentabilidades?

-Un país que ha avanzado como Chile, debiera tener menores rentabilidades. Eso se está viendo también en los marcos regulatorios que se están corrigiendo, como es el caso de las firmas de distribución eléctrica y las sanitarias, que se están modernizando de acuerdo al nivel de tasas actuales y al nivel del desarrollo del país. Con los niveles actuales de tasas libre de riesgo, obviamente que se tiene que ajustar todo.

Reforma previsional: “Me cuesta creer cómo en un tema tan técnico prevalecieron criterios tan políticos”

El ejecutivo número uno de J.P. Morgan en Chile se muestra inquieto con dos discusiones que se han tomado la agenda política y empresarial en los últimos meses: la propuesta de una jornada laboral de 40 horas semanales y, por otro lado, que las AFP no puedan administrar el 4% adicional que cotizarán los trabajadores para su pensión.

¿Qué impacto ve que podría tener el proyecto de 40 horas laborales en el sector financiero y en la economía en general?

-Coincido con la opinión transversal de destacados economistas de diferentes tendencias políticas: este es un proyecto sin estudios de impacto, de una magnitud importante y presentado en un entorno económico complejo, por lo tanto, podría ser muy negativo para el empleo y la economía en general. En el mundo financiero, esto afectaría mayormente a los bancos comerciales.

¿Cómo prevé la implementación de la administración del 4% adicional previsional en manos distintas a las AFP? ¿Les interesaría entrar a este negocio?

-No nos interesa entrar. Me cuesta creer lo que está pasando, cómo en un tema tan técnico prevalecieron criterios tan políticos. Creo que se ha subestimado la enorme capacidad y expertise técnica que han desarrollado las AFP por casi 40 años para administrar exitosamente los casi US$ 200 mil millones de activos que acumulan hoy en día. Esta capacidad es reconocida internacionalmente, pero pareciera que no tanto en Chile. Me da la impresión de que en este caso se aplica el dicho de que nadie es profeta en su tierra.