Adecuación en Yacyretá depende de la “reprogramación” de Cammesa

Adecuación en Yacyretá depende de la “reprogramación” de Cammesa

Pese a una resolución emitida ayer por el directorio de Yacyretá, el inicio de los trabajos de adecuación, suspendidos desde el lunes último, ahora depende de lo que haga Cammesa.

Los trabajos de adecuación de la línea paraguaya de 500 kV Yacyreta-Ayolas-Villa Hayes debieron comenzar anteayer, pero fueron impedidos a raíz de la actitud prepotente del jefe técnico argentino, secundado por representantes la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima (Cammesa).

El argumento “de hierro” presentado es que “no podían autorizar” el inicio de las tareas mientras no sea reparada la línea de transmisión argentina N° 3 (LA3), que había causado un apagón de grandes proporciones el 16 de junio último en Argentina (aún fuera de servicio desde entonces), cuya responsabilidad atribuyeron falsamente a Yacyretá.

Tras la firma, en la víspera, de una resolución del directorio binacional, Nicanor Duarte Frutos, director paraguayo de la entidad, afirmó que una vez que reciban la reprogramación de Cammesa “en las próximas horas” (de ayer martes), estarían informando el “momento exacto” del comienzo de las operaciones que corresponden a la adecuación de la LT paraguaya de 500 kV.

“Estamos hoy en un momento significativo, los técnicos llegaron a un acuerdo, a fin de llevar adelante el procedimiento de rigor que nos permita continuar los trabajos de conexión de la barra de nuestra línea de 500 kV”, destacó.

Sin embargo, Martín Goerling, director ejecutivo argentino, dio un dato distinto al de su par paraguayo, señalando que están esperando que Cammesa les pase la reprogramación del sistema argentino, y que eso ocurrirá, a más tardar, hoy o mañana, de manera que los trabajos que estaban programados puedan proseguir.

“Jamás se opuso”

No obstante, el funcionario argentino intentó aclarar que Argentina “jamás se opuso” a la realización de este trabajo, sino lo que simplemente quería es tener, desde un principio, la seguridad técnica de que esas maniobras no afectarán a la marcha normal de central hidroeléctrica. “Este trabajo de la (adecuación) línea (de 220 kV a 500 kV) fue aprobado durante nuestra gestión y el contrato también, así que nosotros estamos apoyando, y lo que simplemente buscamos es la certeza y la seguridad para que no haya más inconvenientes en la central”, insistió el director argentino.

Acuerdo técnico

La resolución emitida en la víspera también resolvió refrendar la propuesta técnica elaborada por “los personales (sic) de ambas márgenes” del Departamento Técnico, para continuar con la ejecución de los trabajos de adecuación de la Línea Paraguaya N° 2-Campo 13 de la Subestación GIS-SF6 de la Central.

Igualmente, encomienda al Departamento Técnico y a la Asesoría Jurídica que lleven adelante las acciones tendientes al cumplimiento la propuesta técnica refrendada.

Advertencia de los argentinos

Según fuentes técnicas de la Entidad Binacional Yacyretá, margen derecha, los técnicos argentinos firmaron el acuerdo, pero “dejaron constancia” de los posibles riesgos que podrían darse eventualmente, debido a las maniobras correspondientes a la adecuación de las barras. Sin embargo, de acuerdo con las explicaciones de los ingenieros paraguayos no hay riesgo alguno.