Fin de las amenazas: Trump certifica a Colombia en lucha antidrogas

Fin de las amenazas: Trump certifica a Colombia en lucha antidrogas

Dos años después de que amenazara con incluir al país en la lista de países "no cooperantes" en el combate del narcotráfico internacional, el mandatario estadounidense reconoció el trabajo que ha hecho el presidente Iván Duque en su primer año de gobierno, en especial en la reducción de los cultivos ilícitos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este jueves en la noche la certificación de Colombia como un país comprometido con la lucha antidrogas. Un reconocimiento que llega dos años después de las amenazas de descertificación que, en 2017, lanzó el mandatario estadounidense contra el país.

"Mi administración trabajará con nuestros socios colombianos para alcanzar nuestra meta conjunta de 5 años para reducir el cultivo de coca y la producción de cocaína a la mitad para fines de 2023", dice el memorando firmado por el presidente estadounidense, dirigido al secretario de Estado Mike Pompeo.

Trump reconoció en el documento el trabajo que ha venido realizando el presidente Iván Duque desde que llegó a la Casa de Nariño en agosto de 2018, cuando recibió un país con cerca de 209.000 hectáreas sembradas de coca. 

"El presidente Iván Duque ha logrado avances tempranos en la reducción de los niveles récord de cultivo de coca y producción de cocaína heredados de su predecesor", afirmó Trump.

Así, el presidente Trump valoró los últimos reportes, tanto de la Casa Blanca, como de la Oficina de las Naciones Unidas para la Droga y el Delito, que coincidieron en que la administración Duque logró frenar la tendencia negativa, que se alargó por siete años con un aumento exponencial en el número de cultivos ilícitos. 

Trump destacó, además, los esfuerzos de la actual administración colombiana de reiniciar las asperciones aéreas con glifósato. Sin embargo, aunque esa es la intención del gobierno colombiano, las fumigaciones aún no se han reiniciado por órdenes de la Corte Constitucional.

Días antes, los legisladores del estado de Florida, Marco Rubio y Rick Scott, habían escrito una carta dirigida al mandatario pidiéndole que reconociera los esfuerzos de Colombia en la lucha antinarcóticos. No es claro si esta misiva tuvo impacto o no en la decisión final del presidente Trump.

La certificación de Colombia como país cooperante pone fin a la tensión que desde hace dos años se sentía dentro de los ámbitos diplomáticos colombianos. En 2017, durante el gobierno de Juan Manuel Santos, el presidente estadounidense dijo que estaba considerando descertificar a Colombia por el aumento de hectáreas de coca sembradas, que ese año llegaron a un récord. 

Y aunque con la llegada del gobierno de Iván Duque el volatil mandatario estadounidense moderó su tono, este año hubo un intercambio de declaraciones entre ambos jefes de estado sobre la política antidrogas de Colombia.

En marzo, semanas después de su primer encuentro oficial, el presidente estadounidense dijo que Iván Duque "era un buen tipo, pero no había hecho nada por Estados Unidos", en referencia a las acciones para reducir las hectáreas de cultivos de coca. El gobierno colombiano respondió que en los primeros cuatro meses de su gobierno había erradicado 60.000 hectáreas de cultivos ilícitos, defendiendo que suponían "más de lo que había sido erradicado en los ocho meses anteriores".

Pero sin duda el momento de mayor tensión vino en abril, cuando Trump dijo que Colombia desde que Duque era presidente estaba enviando un 50% más de coca a Estados Unidos. El mandatario gringo también dijo que el país, junto con otros países de latinoamérica, estaba exportando criminales hacia su territorio.

“A Colombia nadie le tiene que dictar lo que debe hacer, porque Colombia es un país que sabe cooperar internacionalmente”, respondió tajantemente a estos señalamientos.