El plan de Chile para duplicar la producción de litio en cuatro años

El plan de Chile para duplicar la producción de litio en cuatro años

Se estima que el negocio de las celdas de baterías podría mover unos US$424.000 millones.

Las mineras de litio se preparan para un futuro en auge en el que los vehículos eléctricos sean parte de lo convencional. No obstante, se vislumbran baches. Los precios están cayendo ante el surgimiento de capacidad productiva adicional y la desaceleración de la demanda en China.

Entre mediados de 2015 y mediados de 2018 los precios del litio, crucial para las baterías recargables, casi se triplicaron a medida la flota mundial de vehículos eléctricos alcanzaba la marca de los 5 millones y la industria automotriz comenzaba a preocuparse por la oferta de materias primas. Eso motivó la apertura de seis minas de litio en Australia desde 2017, con la idea de aprovechar la tecnología en evolución.

Pero si bien se avecina el auge de los vehículos, lo cierto es que aún no llega.

Las ventas se están desacelerando en China, el principal mercado, y la ofensiva para llenar la cadena de suministro de baterías se ha enfriado. El resultado: una desplome de 30% en el precio del litio que genera preocupación. ”Los últimos datos sobre vehículos eléctricos revelaron una desaceleración del crecimiento, infiriendo que además del exceso de oferta la demanda es ahora un problema”, escribieron Vivienne Lloyd y otros analistas de Macquarie Capital este mes en un informe.

En el primer trimestre de 2019, las ventas de vehículos eléctricos en China crecieron cerca de 90% en comparación con el año anterior. Si bien esa cifra suena impresionante, se trata de la mitad del crecimiento observado entre 2017 y 2018, según Nikolas Soulopoulos de BloombergNEF en Londres. En tanto, se espera que la producción de litio en Australia, principal productor mundial, suba alrededor de 23% en los próximos dos años.

Los productores del sector también enfrentan otros obstáculos en materia de precios, como el freno del aumento de la capacidad mundial para convertir el mineral extraído en materiales de litio. Algunos convertidores en China reportaron tardanza en su expansión a raíz de plazos de proyectos demasiado agresivos y condiciones crediticias más restrictivas, según un informe de julio de Orocobre.

Pese a que la perspectiva sobre la demanda a largo plazo aún parece sólida, algunos productores están reduciendo sus pronósticos de ganancias a corto plazo. Este año, la belga Umicore, el mayor fabricante mundial de cátodos de iones de litio, bajó su proyección de ganancias hasta fines de 2019, citando el debilitamiento de la demanda y el cierre de sistemas de almacenamiento energético en Corea del Sur.