Sector público y privado de Chile analizan impacto de la guerra comercial en Chile

Sector público y privado de Chile analizan impacto de la guerra comercial en Chile

El Diálogo público-privado: Guerra Comercial y su impacto en Chile se celebró en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, y fue liderado por el Director General de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), Rodrigo Yáñez, y por el Subsecretario de Hacienda, Francisco Moreno.

Funcionario, economistas, líderes gremiales, autoridades académicas y sociedad civil de Chile realizaron hoy miércoles un diálogo para analizar el impacto de la guerra comercial entre Estados Unidos y China para el comercio exterior de Chile y evaluar propuestas de cómo Chile puede enfrentar este escenario.

El Diálogo público-privado: Guerra Comercial y su impacto en Chile se celebró en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, y fue liderado por el Director General de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), Rodrigo Yáñez, y por el Subsecretario de Hacienda, Francisco Moreno.

Francisco Moreno mencionó la disminución de los precios de los commodities, incluido el de cobre, la exportación principal de Chile, la depreciación del peso chileno y la baja de los mercados bursátiles como el impacto de la guerra comercial en el país suramericano.

Sin embargo, señaló que, a pesar del deterioro en los términos de intercambio, el riesgo país de Chile se ha mantenido como uno de los más bajos entre los países emergentes y Chile ha mantenido perspectivas positivas de crecimiento del PIB en comparación con sus pares latinoamericanos.

"La mayor resiliencia de nuestra economía se explica en parte porque las exportaciones chilenas se encuentran cada vez más diversificadas y este proceso debe continuar", descató.

"Chile es el país con mayor número de acuerdos comerciales vigentes en el mundo, y una de las formas de sortear los efectos negativos de las tensiones comerciales en el crecimiento es continuar con el proceso de integración de la economía chilena al mundo", añadió el funcionario.

Manifestó que el Ministerio de Hacienda ha definido cinco áreas importantes para hacer frente al desafío, que son intercambio comercial, consolidación fiscal, fortalecimiento financiero, fortalecimiento del mercado laboral y de la inversión privada.

Por su parte, el director general de la Direcon, Rodrigo Yáñez, manifestó que el comercio mundial está cayendo, situación que no ocurría hacía muchas décadas.

Analizó que el alza arancelaria entre Estados Unidos y China podría "favorecer conyunturalmente"a la presencia de productos chilenos en el mercado chino para sustituir a unos proveedores estadounidenses agrícolas, agroindustriales, pesqueros, forestales, etc.

No obstante, apuntó que varios productos que China exporta a Estados Unidos hacen uso intensivo de materias primas, servicios y bienes intermedios desde países como Chile. Debido al alza arancelaria en el primer semestre de 2019, han caído las exportaciones chinas a Estados Unidos de productos como baterías de litio, cables de cobre, muebles de madera, papeles, texitiles, lo que produjo impacto directo en Chile en el primer trimestre de 2019 con fuerte caída de sus envíos de carbonato de litio, madera en bruto, lana, cuero a China.

Señaló que en medio de una desatada guerra comercial y tecnológica, Chile ha apostado por el acercamiento con países que comparten una visión común frente al fenómeno del proteccionismo.

"En este sentido el TPP11 (Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico) se presenta como una alternativa para diversificar nuestros envíos a Asia Pacífico, en un marco de reglas claras y de largo plazo, evitando la exposición a los shocks proteccionistas de las grandes potencias", dijo Yáñez.

China y Estados Unidos son los dos socios comerciales mayores de Chile, cuyo comercio con Chile equivale a la mitad del volumen total comercial del país suramericano.