Dejan de comprarle carne a Brasil y Uruguay puede aprovecharlo

Dejan de comprarle carne a Brasil y Uruguay puede aprovecharlo

Varios mercados, entre ellos China que es el principal demandante de carnes uruguayas, cancelaron negocios con Brasil tras la aparición de un caso de "vaca loca" en Mato Grosso.

China  decidió  suspender  la  importación  de  carne  vacuna  desde  Brasil  como consecuencia  de  la  aparición  de  un  caso  de  Encefalopatía  Esponjiforme  Bovina (EEB), más conocido como “mal de la vaca loca” dados los síntomas del vacuno enfermo.

Esta   decisión   la   han   replicado   sin   fecha   de   reanudación   de   las   gestiones comerciales otros países, entre ellos Corea del Sur, Japón, Arabia Saudita, Taiwan y  África  del  Sur,  en  tanto  otros  mercados  como  Perú  cancelaron  las  compras  por tres meses.

Todo eso supone una nueva ventaja para las colocaciones cárnicas en el mercado chino de parte de otros proveedores, entre ellos Uruguay. No obstante, la situación también  es  vista  con  preocupación,  considerando  que  se  afecta  la  buena  imagen del  estatus  sanitario  regional,  más  allá  que  no  haya  sucedido  nada  dentro  del territorio uruguayo.

Por su parte, medios brasileños informaron que el propio gobierno del vecino país tomó  la  decisión  de  suspender  las  colocaciones  en  China,  en  el  marco  del protocolo acordado entre ambos países.

China, convertido en estos últimos años en el principal mercado para la exportación de  carnes  desde  Uruguay,  potenció  últimamente  ese  liderazgo  incrementando  la demanda  y  mejorando  los  precios,  con  base  eso  en  los  problemas  internos  en  el gigante  asiático,donde  una  epidemia  de  fiebre  porcina  africana  diezmó  el  rodeo suino e incrementó la necesidad de importar carnes de ese rubro y de otros como las carnes bovinas, ovinas y aviar.

En  lo  que  va  de  2019  China  generó  el  ingreso  a  Uruguay  de  US$  435,3  millones por  sus  compras  de  carnes,  lo  que  corresponde  al  53%  del  total,  con  un crecimiento del 25,8% con relación a lo registrado en los primeros cinco meses de 2018.  En  el  caso  de  las  carnes  bovinas  China  explica  el  61%  de  los  ingresos obtenidos por Uruguay yen el de las carnes ovina el 43%.

El caso de EEB en Brasil, confirmado por el gobierno, corresponde a un animal de 17  años  que  se  encontraba  en  un  establecimiento  del  estado  Mato  Grosso. Autoridades del Ministerio de Agricultura y Pecuaria de Brasil afirmaron que la vaca afectada  contrajo  la  enfermedad  de  forma  espontánea  y  no  por  el  consumo  de alimento  y  que  de  inmediato  se  aplicó  el  protocolo  correspondiente:  el  animal  fue sacrificado e incinerado y por lo tanto la carne de ese vacuno no fue industrializada, descartándose todo riesgo.

Además,  Brasil  comunicó  la  situación  a  la  Organización  Mundial  de  Sanidad Animal,  como  indica  el  protocolo,  entidad  que  por  su  parte  mantuvo  para Brasil  la condición de “país con riesgo insignificante” para esa enfermedad, no obstante las dificultades comerciales derivadas de esta realidad comenzaron a expresarse.

El  gobierno  brasileño  puntualizó  que  en  todo  lo  que  va  de  este  siglo  el  monitoreo sanitario de su rodeo bovino permitió registrar solamente tres casos de “malde la vaca loca”, todos atípicos y ningún EEB clásico.