Escritores de Argentina y China dialogan en Feria Internacional del Libro de Buenos Aires

Escritores de Argentina y China dialogan en Feria Internacional del Libro de Buenos Aires

La riqueza cultural y el amplio abanico artístico de escritores de Argentina y China fue el epicentro hoy de una nueva jornada de la 45ª edición de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, muestra de la cercanía intelectual entre ambos países a pesar de la distancia geográfica.

BUENOS AIRES - En el Predio La Rural, ubicado en el barrio de Palermo, al norte de la capital argentina, se llevaron a cabo durante el domingo dos actividades que sirvieron para estrechar aun más los lazos sino-argentinos en materia académica.

Por una parte, se realizó el "Diálogo de escritores argentinos y chinos", en la sala Alejandra Pizarnik, con la participación de Zang Di, Lu Min, Sun Xintang, Mempo Giardinelli y Héctor Cincotta, organizado por el Centro Regional de Institutos Confucio para América Latina y la Corporación Nacional (Grupo) de Importación y Exportación de Publicaciones de China.

Luego, tuvo lugar en la sala Domingo Faustino Sarmiento la actividad denominada "Panorama de la nueva literatura china y su acercamiento con América Latina", en la que intervinieron Lu Min y Mariano Quirós, organizada por la editorial Mil Gotas.

En diálogo con Xinhua, Giardinelli resaltó el valor de las propuestas entre ambas partes: "Es importante, todo intercambio cultural es bueno. Y entre Argentina y China tenemos mucho que intercambiar. Creo que la tradición literaria argentina, que es muy conocida en China y está siendo más conocida, debe compensarse con un buen conocimiento aquí de la literatura china".

"La literatura china, sobre todo contemporánea, yo algo conozco, pero mucha gente aquí no. Entonces siempre digo a mis amigos chinos 'tenemos que hacer algo para que se traduzcan más libros del chino al castellano'. Yo he leído algunas obras de Lu Min y es una maravilla. Debe conocerse aquí. Es un trabajo importante que China está haciendo aquí. Qué bueno que China tenga está presencia. Hay que seguir", instó el autor argentino.

Por su parte, Sun Xintang, consejero del Centro Regional de Institutos Confucio para América Latina explicó a esta agencia "el intercambio literario como este debe contar con las obras traducidas, para que más lectores conozcan, lean y así el intercambio va a ser más eficiente, más efectivo. Estamos trabajando en eso".

"Desde el Instituto Confucio y otras instituciones trabajamos en conjunto para poder materializar esta idea de proyectos de traducción. Esperamos que en el futuro más obras literarias chinas sean traducidas al español y publicadas en Argentina, y más obras argentinas sean traducidas al chino", dijo Sun.

"La literatura argentina, la literatura latinoamericana, es bastante conocida en China, porque los nombres de (Jorge Luis) Borges, de (Julio) Cortázar, de Manuel Puig, de Alejandra Pizarnik, ya suenan mucho en China. Los escritores chinos dicen que han recibido la influencia de estos grandes maestros argentinos. Sin embargo, la literatura china es muy poco conocida en Argentina y la nueva generación de Argentina no es tan conocida en China", sostuvo.

Por lo tanto, enfatizó que la tarea "es llevar este encuentro de intercambio a las generaciones actuales de escritores, para que los lectores chinos, los escritores chinos, sepan qué se está produciendo literariamente, qué se está haciendo en Argentina, y los escritores, las obras literarias actuales de China, se conozcan más".

El poeta Zhang Di remarcó ante Xinhua su gusto por la literatura local: "He leído muchos libros de Argentina. Al llegar a Buenos Aires, recorrí varios lugares, conociendo la ciudad y he podido tener una comprensión más profunda sobre qué es Argentina en comparación con los libros".

"Al ver esta Feria, que es muy bonita y con un diseño perfecto, he podido ver a muchos argentinos viendo libros y compartiendo sus comentarios. Esto me ha conmovido mucho", confesó.

Lu Min, en tanto, llegó a Argentina para dialogar también sobre la obra "Animales en las historias humanas, de acá a la China", con motivo de la publicación en China y en Argentina del libro en español y en mandarín "Tándem Animales".

La obra, editada por el sello argentino Mil Gotas y el chino The People's Literature Publishing House, es una antología que reúne cuentos de autores chinos y latinoamericanos en torno a historias de animales que permiten, desde allí, contar historias humanas, tanto en América Latina como en China.

Lu, vicepresidenta de la Asociación de Escritores de Jiangsu, afirmó a Xinhua que los dos eventos literarios en los que intervino le "encantaron mucho" y repasó el amplio espectro de cooperación entre las partes.

"Además de la literatura, que es una parte de los intercambios entre Argentina y China, también tenemos otra cooperación, como el arte, el cine, la música, de esta tierra y también de nuestra tierra. Tenemos un intercambio fluido y creo que tendremos más en el futuro", afirmó.

Lu recordó que ha "participado en muchas ferias del libro, como en Francfort, Alemania; de Cuba o de Singapur, pero me encanta esta feria, porque acá tenemos lugares cerrados, privados para charlar y difundir la lengua o la cultura. Además, el público tiene otro lugar para pasear".

El intercambio cultural y educativo es uno de los pilares en los que se asienta el vínculo entre Argentina y China, a partir de la integración, la cooperación y la construcción conjunta de un futuro compartido.

La Feria Internacional del Libro de Buenos Aires fue inaugurada el jueves pasado con un discurso de la escritora y antropóloga argentina Rita Segato.

El evento, el que convoca mayor número de participantes en todo el mundo hispanoparlante, ocupa un área de 45.000 metros cuadrados y cada año cuenta con más de 1.500 expositores de 40 países y regiones, organiza más de 1.500 actividades y atrae a más de 1,2 millones de visitantes. La feria permanecerá abierta hasta el 13 de mayo al público en general.