Apenas el 6,45% de Yacyretá

Apenas el 6,45% de Yacyretá

En 23 años y siete meses, la central hidroeléctrica paraguayo-argentina de Yacyretá registró una producción acumulada de 359.008.786,1 MWh (1MWh=1000 KWh). De esta cantidad, al Paraguay, el mayor aportante de territorio y por ende de la energía hidráulica, le correspondió apenas el 6,45%, o sea 23.158.378,4 MWh, según informes oficiales de las oficinas locales de la entidad binacional.

En contrapartida, el sistema argentino, a través del Sistema Argentino de Interconexión Eléctrica (SADI) aprovechó el 93,55%, 335.8509.407,7 MWh.

Reiteremos que esa suerte de mar interno que se creó con la construcción de una represa de 66,8 kilómetros de extensión –cuyas tres cuartas partes fueron emplazadas en territorio paraguayo– con la intención primaria de contrarrestar sobre el tablero geopolítico la movida que había hecho Brasil con Itaipú y, por añadidura, fortalecer su parque generador de energía, inunda un territorio, paraguayo en torno al 90%.

Si en 23 años y siete meses, la central hidroeléctrica binacional generó 359.008.786,1 MWh, asumamos un costo con el fin de aproximarnos al valor monetario de ese extraordinario caudal de energía: US$ 40/MWh, en definitiva el valor actualizado de la tarifa que le impusieron el 9 de enero de 1992, mediante una Nota Reversal que inclusive había sido rechazado por el Legislativo paraguayo. El resultado sería US$ 14.360.351.444.

Sin embargo, trataron de imponer a la entidad binacional un pasivo superior a los US$ 18.000 millones, que luego, los negociadores de los gobiernos de Horacio Cartes y Mauricio Macri, por el Acta de Acuerdo de mayo de 2017, lo redujeron a cerca de US$ 4.000 millones, monto que, si el Legislativo argentino refrenda el instrumento diplomático inherente de setiembre de 2017, será pagado por todos, también por el Paraguay, cuyo mercado, muy pronto, necesitará el 50% que le pertenece, pese a que la tajada que le dejaron servirse es del 6,45%.