Naviera paraguaya reduce su actividad en Montevideo y opta por puerto de Buenos Aires

Naviera paraguaya reduce su actividad en Montevideo y opta por puerto de Buenos Aires

Comercio exterior: La terminal uruguaya cerró el año con un descenso de 14% en el movimiento de contenedores

Luego   de   cerrar   2018   con   un   descenso   en   la   cantidad   de   contenedores  movilizados,  el  puerto  de  Montevideo  recibió  la  primera  noticia  negativa  del  año.  Una naviera paraguaya, que operaba semanalmente, decidió reducir la operativa y  direccionar  buena  parta  de su  carga  hacia  la  terminal  competidora  de  Buenos  Aires.

Según información de la Administración Nacional de Puertos (ANP), el año pasado  se   movilizaron   484.413   contenedores   llenos   y   vacíos   para   la   exportación,  importación  y  tránsito.  Eso  significó  un  descenso  de  14,3%  frente  a  2017  cuando  habían sido 565.302 en total. 

En  el  desglose  de  2018,  fueron  374.127  contenedores  llenos  y  110.286  vacíos,  frente a 436.140 y 129.162, respectivamente, de un año atrás.

Además del mal resultado del año en las últimas  semanas una naviera paraguaya  manejaba  una  posibilidad  que  terminó  de  concretarse  recientemente:  reducir  su  actividad   en   el   puerto   de   Montevideo.   La   empresa   es   Guaran   Feeder   y  semanalmente  envía  contenedores  con  mercadería  de  su  país  en  barcazas.  Esa  carga luego es transbordada a buques de ultramar para ser transportada hasta su  destino final.

Fuentes portuarias informaron a El Observador que la compañía es una de las que más actividad de tránsitos realiza en la terminal montevideana. Sin embargo, va a variar su política comercial en las próximas semanas.

Según consta en su página web, Guaran Feeder tiene una flota de cuatro convoyes  conformados  por  un  remolcador  y  una  barcaza  de  gran  porte  para  traslado  de  mercadería.  Cada  convoy  transita  la  hidrovía  para descargar  los  contenedores  en  tránsito en Buenos Aires o Montevideo.

Una  de  las  fuentes  consultadas  indicó  que  hay  una  decisión  de  las  navieras  de ultramar de movilizar más volumen de carga a través de Buenos Aires. Y por tanto, los   barcos   feeder   (de   menores   dimensiones   que   son   utilizados   para   los transbordos) deben optar por el puerto donde esas navieras tengan mayor cantidad de  buques  disponibles.  La  estrategia  de  las  grandes  navieras  llega  en  paralelo  a una  modernización  del  puerto  de  Buenos  Aires.  La  iniciativa  contempla  una renovación de las instalaciones para hacerlo más competitivo en el mediano y largo plazo. Y ese plan le generará  mayor competencia a las terminales locales.

La  relación  de  las  empresas  de  carga  marítima  paraguaya  con  el  puerto  ha  sido compleja  en  los  últimos  tiempos.  En  noviembre  de  2017,  15  barcazas  feeder  con mercadería  quedaron  varadas  en  el  puerto  y  tuvieron  demoras  de  dos  semanas para  ser  transbordadas.  Eso  motivó  la  molestia  de  las  compañías  que  manejaron como posibilidad enviar su carga hacia terminales argentinas. A principios de 2018 los  retrasos  se  solucionaron,  pero  se  verificó  una  disminución  de  los  tránsitos  en Montevideo que se arrastró durante meses.

Las  críticas  al  manejo  de  la  actividad  portuaria  no  llegaron  solamente  del  sector  privado; también las hubo en el ámbito político. Al respecto, el diputado del Partido  Nacional Juan José Olaizola recordó que en abril de 2018 convocó al Parlamento al ministro  de  Transporte,  Víctor  Rossi  y  al  Directorio  de  la  ANP.  “Preocupaba  la situación que se avecinaba: una caída de la actividad en el puerto de Montevideo y la pérdida de carga de transbordo paraguaya”, dijo el legislador  a  El  Observador. “Reclamé  a  la  ANP  una  actitud  proactiva  para  evitar  esa  situación; lamentablemente al terminar el año se confirmó la preocupación”, señaló.

En ese sentido, indicó que además de la caída general de la actividad en el puerto “la carga regional opta por el puerto de Buenos Aires en virtud de las ventajas que ofrece a través de una agresiva política de captación de cargas paraguayas”.

Por  su  parte,  la  ministra  de  Industria  de  Industria  y  Comercio  de  Paraguay,  Liz  Cramer, abogó en un desayuno organizado por ADM en noviembre pasado por una solución para este tema. “Nosotros éramos buenos clientes del puerto de Uruguay. Ojalá  podamos  volver  a  serlos;  nos  gustaría.  Es  un  desafío  importante  para Paraguay para cubrir las necesidades logísticas”, afirmó