Negocian en varios frentes liberación de buque paraguayo

Negocian en varios frentes liberación de buque paraguayo

La Cancillería paraguaya sigue buscando una vía válida para llegar hasta el presidente argentino, Mauricio Macri, de forma que este ordene la liberación del buque retenido en aguas compartidas, antes del G20.

La Cancillería paraguaya sigue buscando una vía válida para llegar hasta el presidente argentino, Mauricio Macri, de forma que este ordene la liberación del buque retenido en aguas compartidas, antes del G20.

La inminencia de la reunión del G20, que se realiza este fin de semana del 30 de noviembre al 1 de diciembre, en Buenos Aires (Argentina), preocupa a Robert Bosch, gerente de la Compañía Marítima Paraguaya (CMP), porque podría retrasar aún más la liberación del buque Doña Annette, con bandera paraguaya, varado desde el 11 de noviembre (15 días) en el km 602 de aguas compartidas con el vecino país, a la altura de la provincia de Paraná.

Bosch indicó que la Cancillería paraguaya está haciendo “su mejor esfuerzo” para lograr liberar al buque paraguayo, pero su par de la Argentina es la que sigue sin dar una definición al respecto. “Creo que hay un problema entre vías navegables y la Prefectura Naval Argentina (PNA) debe expedir una resolución, aparentemente provisoria, para poder liberar el barco. Lo concreto es que el 6 de diciembre habrá una mesa bilateral conformada por Cancillería, MOPC, Prefectura, la Marina Mercante y armadores paraguayos con sus pares argentinos, para tratar de devolver la vigencia del tratado de navegabilidad firmado por ambos gobiernos hace 50 años, que siempre funcionó bien y que comenzó a tener problemas en los últimos tres años, ya con el gobierno de Cristina Kirchner comenzó a tener problemas”, explicó Bosch.

El gerente de CMP expresó que harán todo lo posible para que el problema sea destrabado entre hoy y mañana de forma a evitar la Cumbre del G20, que retrasaría aún más la vuelta de la embarcación a Paraguay.

Reunión. En el afán de seguir con los trámites y lograr que las instituciones argentinas competentes pasen la información al presidente argentino, Mauricio Macri, para que ordene la liberación del buque, Bosch informó que esta mañana, a las 8.30, mantendrán una reunión con Silvio Ovelar, presidente del Congreso Nacional, para ponerle al tanto del inconveniente y que apure los trámites con sus pares del Congreso argentino.

“Hasta el momento, tenemos un sobrecosto de USD 750.000 de pérdida a causa de la retención del buque y solo pedimos el respeto del tratado vigente”, remarcó Bosch.