Nicolás Maduro viaja por sorpresa a Cuba tras destituir al jefe de la policía política

Nicolás Maduro viaja por sorpresa a Cuba tras destituir al jefe de la policía política

Nicolás Maduro destituye al jefe de la policía política tres semanas después de la muerte del concejal Albán. Maduro viaja a La Habana para felicitar al nuevo presidente cubano

Y, de repente, Nicolás Maduro apareció otra vez en La Habana. Un viaje relámpago y por sorpresa en medio de la tormenta para reencontrarse con Raúl Castro, con la excusa del 18º aniversario de "la unión histórica de nuestros pueblos", como reseñó el primer mandatario en sus redes sociales. El 'hijo de Chávez' se refiere así a la puesta en marcha en el año 2000 del Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela, firmado por Fidel Castro y Hugo Chávez.

El regreso a Cuba de Maduro se produce en medio de la crisis desatada por la destitución del todopoderoso general Gustavo González López, quien estuvo cuatro año al frente del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), la policía política del chavismo. El detonante para el cese de uno de los principales colaboradores de Diosdado Cabello, número 2 de la revolución y cabecilla de los radicales, es la muerte del concejal opositor Fernando Albán.

Oposición y organismos de derechos humanos sospechan que el edil de Primero Justicia falleció en medio de las torturas mientras el gobierno asegura que se suicidó lanzándose desde un décimo piso. El chavismo se opone a que se realice una investigación independiente, reclamada por España, UE, EEUU y la mayoría de los países de la región.

Antiguos presos políticos que han pasado por las mazmorras del Sebin y dirigentes opositores aseguran que agentes cubanos asisten a los policías políticos venezolanos. Actualmente el chavismo mantiene privados de libertad a 234 presos políticos, según el Foro Penal, una cifra que hace suya la Organización de Estados Americanos (OEA).

La prensa cubana ha informado esta mañana que el ex presidente Raúl Castro despidió a Maduro en el aeropuerto de La Habana y que este "le transmitió un saludo del mandatario cubano Miguel Díaz-Canel, que en esos momentos encabezaba una reunión del Consejo de Ministros". Nada más se sabe del viaje fulminante del presidente venezolano.

Quien sí estuvo reunido con el sucesor de Raúl fue Tareck El Aissami, vicepresidente económico llegado a la isla al frente de la delegación venezolana que va a participar en la Feria Internacional de La Habana.

El último viaje de Maduro a Cuba ocurrió en abril, tras la designación de Díaz-Canel como nuevo presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros de la isla. Ambos mandatarios también compartieron un acto político en la Iglesia de Riverside, en el Harlem neoyorkino, tras participar en la Asamblea General de la ONU. Cuba y Venezuela son estrechos aliados desde la llegada al poder de Hugo Chávez hace casi 20 años.