Embajador niega éxodo argentino y aumenta el turismo boliviano

Embajador niega éxodo argentino y aumenta el turismo boliviano

La migración de ciudadanos argentinos hacia territorio boliviano en busca de trabajo a causa de la crisis que sufre ese país fue negada rotundamente por su embajador en Bolivia, Normando Álvarez García, quien admitió que están pasando por un mal rato, pero que esto también permite ser aprovechado por los connacionales para ir a realizar compras y de turismo.

En días pasados la directora regional de Migraciones Tarija, Lourdes Aldana, apuntó que si bien no se observó un movimiento masivo de ingreso al país, en los últimos dos años, ciudadanos argentinos empezaron a llegar para quedarse, lo que hace que la comunidad argentina en Tarija sea la más numerosa. “Se ha visto que familias enteras se han venido, han abierto locales, y fue un fenómeno paulatino”.

Frontera
Al respecto, Álvarez sostuvo que “no hay nada de eso, siempre por nuestra frontera la gente va y viene, vuelven muchos bolivianos porque tiene parientes, pero retornan a la Argentina y los argentinos vienen de turismo o están de paso”, sostuvo a tiempo de comentar que el 90 por ciento de ellos vienen a conocer el país “y se vuelven”.

En contrapartida, observó que actualmente son muchos los bolivianos que visitan su país, por ejemplo, el pasado miércoles muchos admiradores de Lampe fueron a observar el partido de Boca Junios con Palmeiras y en el avión de retorno se encontraban bastantes hinchas con la casaca xeneize.

Respecto a lo económico, sostuvo que es cierto que atraviesan por una crisis de la cual piensan salir, que “se ha normalizado un poco el tema del dólar, estos meses no van a ser fáciles”, pero la devaluación del peso influye en que a los productores y comerciantes bolivianos les conviene comprar en Argentina porque es más barato.

“Muchas veces pasa que al argentino le conviene comprar en Bolivia, eso es típico del movimiento de frontera en todos los países, hay devaluación en uno y de alguna manera hay una crisis en ese país y a su vez los vecinos aprovechan para comprar”, afirmó.
Aldana había sostenido que hace siete meses eran más los ciudadanos argentinos que visitaban Bermejo para realizar compras, ahora las cifras se han revertido, actualmente por día unos 1.200 bolivianos se dirigen a ese país y esta cifra aumenta a 12.000 en las fechas que se realizan ferias en ciudades como Orán y Salta.

Observó que en los últimos seis a siete meses el flujo migratorio en la frontera con la Argentina se revertió. Antes de ese periodo, similares cifras de ciudadanos argentinos ingresaban por Bermejo y se notaba que se trasladaban para hacer compras.
Actualmente, las ciudades fronterizas en días de feria están vacías, contó, incluso en las ferias tarijeñas se observan a comerciantes que se trasladaron de Bermejo porque esta población “ya no tiene el movimiento que tenía antes”.

Concurso binacional de quesos en Tarija

El embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García, mostró su beneplácito por compartir con productores locales en el “Tercer Concurso Binacional de Quesos Bolivia – Argentina”, un proyecto impulsado por Fondo Argentino de Cooperación (FO.AR), que se llevó a cabo ayer en el Hotel Viña del Sur.

“Orgulloso de venir acá a compartir con todos los productores de quesos y que seguramente se repetirá todos los años para compartir experiencias, comercio, estas cosas sirven y ayudan en nuestra diaria convivencia”, expresó.

A su vez, la responsable de la Cooperación FO.AR con Bolivia, Andrea Vallarino, explicó que la entidad es un instrumento de la política exterior argentina para llevar a cabo proyectos a nivel bilateral o trilateral con países con igual desarrollo relativo. Los fondos son del gobierno nacional y se utilizan para la ejecución de planes que son consensuados o presentados por las naciones que lo demanden.

El concurso de quesos es el resultado de un proyecto ejecutado en este año durante 10 meses y en cuatro etapas. Se hizo un diagnóstico de la situación de las microempresas queseras en los municipios de Cercado, Yacuiba, Villa Montes y Uriondo. Luego se trabajó con ellos para mejorar la producción y por ende la comercialización del producto.