Compradores encarnacenos migran a Argentina por diferencia cambiaria

Compradores encarnacenos migran a Argentina por diferencia cambiaria

Una significativa merma en el flujo de compradores mantiene en jaque al sector comercial encarnaceno, principalmente a los que se encuentran en el circuito comercial cercano al puente internacional, donde el movimiento de personas es poco significativo.

 En contrapartida, para los compradores encarnacenos los precios de Posadas se volvieron atractivos, debido a la baja cambiaria del peso argentino.

La crisis del sector comercial encarnaceno se viene arrastrando desde el mes de abril, aproximadamente, pero experimentó un nuevo pico depresivo en las últimas semanas. Si bien todavía se pueden observar algunos vehículos con chapa argentina en el circuito comercial de la capital de Itapúa, esta presencia es mínima.

Se presume que esta situación revitalizaría el comercio en la vecina ciudad de Posadas, pero en esa ciudad argentina tampoco se ve un muy fuerte movimiento comercial. “La crisis económica afecta a todos y aquí también las cosas están muy caras”, comentó un comerciante posadeño consultado por este diario. 

Por de pronto, la situación favorece notoriamente a los consumidores encarnacenos, particularmente a aquellos de cierto poder adquisitivo, que aprovechan la diferencia cambiaria para comprar artículos de limpieza, vinos, jugos, aceite comestible, carnes y hasta combustibles, pues con la diferencia cambiaria los precios están prácticamente equilibrados, pero el combustible en el vecino país es reconocido como de mejor calidad y mayor rendimiento.

En los supermercados posadeños es cada vez más creciente la presencia de vehículos con chapas paraguayas, pero donde se observa con mayor notoriedad es en los grandes supermercados mayoristas, desde donde se traen desde aceites comestibles, artículos de limpieza, productos de higiene como cepillos de dientes, dentífricos, vinos en cantidad, papel higiénico, pañales desechables, entre otros artículos de consumo masivo.

Eran otros tiempos cuando la capital de Itapúa se veía prácticamente invadida por vehículos con chapa argentina, que cruzaban a este lado del río Paraná para hacer turismo de compras, por lo atractivo que significaba para los argentinos los precios en nuestro país.

Esta es una muestra de la preocupación expresada por sectores comerciales e industriales de nuestro país, pues la crítica situación argentina con la devaluación de su moneda hace que la gente prefiera cruzar al otro lado a adquirir mercaderías a mucho menor precio en detrimento de la producción nacional.