Mercosur y China, por un acuerdo de acceso preferencial

Mercosur y China, por un acuerdo de acceso preferencial

La producción uruguaya paga anualmente 130 millones de dólares de aranceles de importación en China y la del Mercosur, 1.500 millones, más de lo que abonan países competidores en ese mercado, aseguró el canciller Rodolfo Nin Novoa, al abogar por la necesidad de un acuerdo de acceso preferencial entre las partes. “Vamos a impulsar decididamente un acercamiento” entre el bloque y el gigante asiático, añadió.

La producción uruguaya paga anualmente 130 millones de dólares de aranceles de importación en China y la del Mercosur, 1.500 millones, más de lo que abonan países competidores en ese mercado, aseguró el canciller Rodolfo Nin Novoa, al abogar por la necesidad de un acuerdo de acceso preferencial entre las partes. “Vamos a impulsar decididamente un acercamiento” entre el bloque y el gigante asiático, añadió.

Nin Novoa señaló que la importancia de China en cuanto a inversión y cooperación para el desarrollo en América Latina continúa en crecimiento. También detalló que el estado asiático mantiene acuerdos comerciales con 12 países, entre los cuales se encuentran Australia, Chile, Costa Rica, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Perú y Suiza, con los cuales trabaja en la actualizaciones para profundizar alcances y efectos.

Ante ello, “vamos a impulsar decididamente un acercamiento entre el Mercado Común del Sur (Mercosur) y China, para lo cual buscaremos que el tema se instale en la agenda de discusión y ser activos en cuanto a adoptar decisiones pragmáticas al respecto”, sostuvo.

“Ese país es el principal socio comercial de todos los integrantes del bloque sudamericano”, enfatizó el canciller uruguayo en su alocución en el seminario “China, la oportunidad del siglo XXI”, que repasó la agenda diplomática bilateral.

El ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay dijo que China negocia, además, un acuerdo de asociación económica integral con 16 países de Asia y de Oceanía, que incluye a Japón, Corea del Sur, India, Australia y Nueva Zelanda. Asimismo, comenzaron estudios con Colombia, Canadá, Panamá, entre otros.

“Bajo esas circunstancias, ¿el Mercosur puede prescindir de mantener un acuerdo con la segunda potencia económica mundial y segundo mayor inversor a nivel global? ¿Cómo queda el Mercosur frente a sus competidores respecto del acceso al mercado chino? Eso le he preguntado a los demás cancilleres y ministros de Economía del bloque”, narró Nin Novoa.

“Esas cuestiones nos llevan irreparablemente a la imperiosa necesidad de activar acciones y, más aún, en el contexto internacional actual, en el que se observa cómo varias economías anteponen políticas de corte proteccionista a un enfoque de apertura regulada transparente y global”, aludió el secretario de Estado.