Normando Álvarez: “Argentina demandará más gas para invierno”

Normando Álvarez: “Argentina demandará más gas para invierno”

A pesar del contexto adverso, en una entrevista con ANF, el embajador Normando Álvarez afirmó que el Gobierno de Mauricio Macri no tiene deudas pendientes con Bolivia y que ratificará, el 23 de mayo, que quiere más gas para el periodo de invierno y menos para el verano.

Una fuerte devaluación del peso argentino en relación al dólar, inflación creciente, déficit y recesión económica en Argentina han generado susceptibilidades en Bolivia, principal proveedor de gas al mercado argentino.

A pesar del contexto adverso, en una entrevista con ANF, el embajador Normando Álvarez afirmó que el Gobierno de Mauricio Macri no tiene deudas pendientes con Bolivia y que ratificará, el 23 de mayo, que quiere más gas para el periodo de invierno y menos para el verano.

Agencia de Noticias Fides (ANF).- Embajador, la crisis de Argentina ha generado dos percepciones distintas al interior del Gobierno boliviano, sobre cómo puede impactar esta situación en Bolivia. ¿Cuál es su percepción?

Normando Álvarez (NA).- Hablando del gas, le comento que el 23 (de mayo) se reunirán en Buenos Aires el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, y el ministro de Energía, Arangüren, para seguir conversando sobre la compra de gas. No se va a bajar las nominaciones, se va a discutir otra vez que Argentina quiere más gas para invierno y menos gas en verano.

Argentina no le debe a Bolivia por concepto de gas, el mismo Gobierno reconoce que no hay deudas, que Argentina está pagando, a diferencia del Gobierno anterior, de Kirchner, que dejó una deuda de casi 300 millones de dólares.

ANF.- El contrato con Argentina vence en 2026. ¿La actual coyuntura obligará a modificar ese contrato?

NA.- Siempre hablamos que hay un contrato hasta el 2026; ese contrato lo vamos a cumplir y también lo cumplirá Bolivia. A diferencia de Brasil, que puede bajar su pedido, Argentina tiene un contrato establecido y Argentina requiere ese gas, pero eso no significa que no avancemos en nuestra propia producción. El gas que está produciendo Argentina es el 25 por ciento de lo que compra a Bolivia y se calcula que en algunos años se triplicará esa cantidad.