Agenda del Mercosur "cruje" y se acerca a los países del Pacífico

Agenda del Mercosur "cruje" y se acerca a los países del Pacífico

Experto sugirió mirar más allá del TLC con la UE y fijar la mira en Asia

El Mercosur parece estar aprendiendo de sus errores e inacción del pasado, producto de una estrategia de regionalismo cerrado que hoy lo llevan a replantearse su agenda externa. Desde hace un par de años, se aprecia una "discusión" en la interna del bloque sobre la estrategia del siglo XXI, dijo este martes el director general de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), Marcelo Elizondo.

El experto disertó sobre la experiencia e influencia de América Latina en el sistema multilateral de comercio de la OMC, durante un seminario para periodistas que se lleva a cabo en Buenos Aires. Elizondo reconoció que los países que han sido más receptores de los postulados de la OMC han sido claramente los del Pacífico, mientras que en el Atlántico ha predominado una estrategia más "restrictiva". Eso lleva a que hoy el arancel promedio externo del Mercosur se ubique en 10%, lo que se considera un nivel elevado en el mundo. Sin embargo, el experto trazó un panorama de cambios en el horizonte.

"El modelo cerrado del Mercosur está crujiendo. Uruguay pide permiso para TLC con China, Argentina ingresa como observador a la Alianza del Pacífico. Ese modelo (cerrado) va entrar en crisis. Por las buenas o por las malas, es probable que haya una apertura del Mercosur acompañando un regionalismo abierto como el del Pacífico", vaticinó Elizondo.

De todas formas, el experto consideró que el bloque regional primero debe "rediscutir" su agenda del siglo XXI, aunque todavía enfrenta dificultades por carecer de instituciones con peso dentro del bloque. Otro de los elementos que juega en contra para acelerar la revisión de la agenda del Mercosur es la recesión económica de Brasil, explicó.

Esperar poco de Europa

Sobre la probable firma de un TLC entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), Elizondo consideró que si bien a nivel del bloque regional hoy hay un consenso y apuesta en llegar a un acuerdo después de 20 años de negociación, no se percibe el mismo empuje en países europeos como Francia, Polonia, o Irlanda. "Esos países tienen reservas. Si hubiera un acuerdo, sería muy modesto, y más con un perfil político, incluso quizás no lo haya", alertó.

El director de DNI consideró que si algo tiene para reprocharle al Mercosur es que hoy no podría ser el principal objetivo del bloque cerrar un TLC con la UE porque es una "foto del comercio de hace 30 años. Los negocios del Mercosur apuntan hoy más hacia Asia. Pongamos más fichas en otros lugares", sugirió.

Por otro lado, Elizondo se refirió a la irrupción de una nueva tendencia en la firma de tratados comerciales supraestatarios que trascienden la negociación de países o regiones y que están impulsados por los intereses de multinacionales.

En ese sentido, destacó el fenómeno de la "transnacionalización" productiva en América Latina como un fenómeno que puede ayudar a ampliar los intercambios de bienes dentro de la región. Un tercio del comercio mundial es hoy entre las multinacionales, mientras que otro tercio pertenece a proveedores de esas compañías. De todas formas, alertó que el proteccionismo "no ha muerto" y hoy hay países como EEUU bajo la égida de Donald Trump donde hay cuestionamientos a instituciones internacionales y el multilateralismo que promueve la propia OMC.