Pese a gestiones de Cancillería, stand inglés de las Malvinas de la Expo Prado se mantiene

Pese a gestiones de Cancillería, stand inglés de las Malvinas de la Expo Prado se mantiene

El gobierno argentino manifestó enfáticamente su malestar por la situación

El ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, aseguró este martes que la cancillería pidió a la embajada del Reino Unido que retire un stand dedicado a las islas Malvinas que generó malestar en Argentina. Sin embargo, según supo El Observador, el stand quedará en el mismo lugar donde está. De hecho, para este miércoles a las 16 está prevista una conferencia denominada "El sector agropecuario en las islas Falklands" en la disertará Adams Dawes en la sala de conferencia de la Asociación Rural del Uruguay (ARU).

Fuentes diplomáticas dijeron a El Observador que la presencia de una delegación de las islas Malvinas "no está vinculada a la política", sino que el objetivo es profundizar lazos comerciales y promover el turismo.

Novoa dijo que la cartera que dirige "hizo la gestión" para retirar el stand de la Expo Prado en que el Reino Unido promueve a las islas Malvinas como destino turístico.

Antes, el gobierno argentino manifestó enfáticamente a Uruguay su malestar por esta situación. "El gobierno británico viene reiterando esta lamentable acción desde el año 2015, poniendo de manifiesto una actitud inaceptable que agrede los derechos argentinos sobre las Islas Malvinas y los espacios marítimos circundantes, que rechazamos", dijo la diputada Cornelia Schmidt en un comunicado de prensa.

En ese sentido, Nin Novoa explicó que la embajada argentina en Uruguay "no se comunicó directamente" con la cancillería, sino que lo hizo "a través de una llamada telefónica" a la embajada uruguaya en Buenos Aires. "Nosotros hoy hemos tomado cartas en el asunto. Hemos hablado con el embajador inglés (Ian Duddy)", agregó.

También recordó que Uruguay "reivindica la soberanía de esas islas para la nación argentina", pero aseguró que la situación responde a un "acuerdo entre privados" y que el gobierno "no tiene nada que ver".

La disputa entre Argentina y Reino Unido por la soberanía del archipiélago, ubicado en el Atlántico Sur, desembocó en un conflicto bélico en 1982 iniciado el 2 de abril con el desembarco de tropas argentinas en las islas y que concluyó en junio de ese año con su rendición ante las fuerzas enviadas por el Reino Unido.

En la guerra murieron 255 británicos, 3 isleños y 649 argentinos, 123 de los cuales están enterrados como NN (nombre desconocido) en las islas.