El jefe de la OEA visita Chile con “agenda venezolana”

El jefe de la OEA visita Chile con “agenda venezolana”

Luis Almagro llega hoy a Santiago. Mañana irá a Viña del Mar para participar de la Reunión Ministerial de la Alianza de Energía y Clima de las Américas.

Ha sido una de las voces que más ha criticado al gobierno venezolano de Nicolás Maduro. Pero también el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha jugado un activo rol para convertir al ente regional en una voz de denuncia frente a la crisis en Venezuela.

Con estos pergaminos, Almagro, que reemplazó a José Miguel Insulza en 2015 al mando de la OEA- iniciará una visita Chile, donde se reunirá con distintas autoridades locales, anunció ayer el propio organismo regional a través de Twitter.

El secretario general de la OEA llegará a Santiago hoy y participará en la clausura del II Congreso Interamericano de Derecho Ambiental que se lleva a cabo desde el lunes. El diplomático uruguayo participará de un panel con el fiscal chileno Jorge Abbott y con el ministro de Medio Ambiente de Argentina, Sergio Bergman, entre otros invitados.

Almagro también tiene contemplada una reunión con el ex Presidente Sebastián Piñera a las 15:00 en su oficina en Apoquindo. Esa cita estará enfocada en la situación por la que atraviesa Venezuela y otros temas de la agenda internacional.

Por la tarde, a las 19:15 se reunirá con la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia. El jueves, Almagro tiene contemplado trasladarse a Viña del Mar para participar de la III Reunión Ministerial de la Alianza de Energía y Clima de las Américas (ECPA, por sus siglas en inglés), cuyo principal tema será la transición energética en el hemisferio.

Ese foro será inaugurado a las 16:30 por la Presidenta Michelle Bachelet y el titular de la OEA. La cita, que contará con la participación de nueve ministros y seis viceministros de Energía de la región y finalizará el viernes.

Almagro ha tenido un activo perfil en la crisis de Venezuela, que se ha convertido en uno de los temas centrales de la OEA. La escalada verbal de tensiones entre Maduro y Almagro se plasmó con la salida del país de la OEA, a fines de abril. La medida del Ejecutivo chavista llegó luego que 10 países aprobaran convocar una reunión de cancilleres para analizar la situación de Venezuela.

Maduro había amenazado con salirse del ente regional si la cita se concretaba. Pero la decisión final se llevó a cabo luego de un año de deliberaciones y sesiones sobre la crisis venezolana. Aún así el organismo ha fracasado en sus intentos por lograr un consenso para condenar de forma más dura la situación por la que atraviesa Venezuela.

En todo caso, los esfuerzos de Almagro por denunciar al gobierno de Maduro no han cesado. Así, ha calificado a Venezuela como una “dictadura” y tras la instalación de la Asamblea Constituyente dijo que en el país había un “recrudecimiento de la represión”. También hizo un llamado a desconocer el órgano plenipotenciario del oficialismo venezolano.