Primera temporada de calamar tras el Bréxit: ¿una debacle para las Malvinas?

Primera temporada de calamar tras el Bréxit: ¿una debacle para las Malvinas?

18/02 - 18:10 - Las Islas Malvinas iniciaron su temporada de pesca de calamar que se extenderá hasta junio y que, por primera vez, se enfrenta a los coletazos de quedarse fuera del acuerdo comercial entre Londres y la Unión Europea tras el Brexit. La situación pone en crisis a la industria que aporta casi la mitad del PIB de las islas.

La temporada oficial de pesca comercial comenzó para las islas el 15 de febrero. Según reportó el Penguin News, el único periódico local, la Falkland Islands Government Fisheries Operations comenzó a inspeccionar a los primeros barcos calamareros que se encuentran en las islas para iniciar la temporada.

En total, 105 embarcaciones obtuvieron licencias otorgadas por el Gobierno de las islas para pescar ejemplares de calamar illex argentinus, una especie de calamar muy abundante en la zona y que año a año atrae a gran cantidad de buques provenientes, sobre todo, de países asiáticos. Las nuevas licencias otorgadas por las islas se extienden hasta el 15 de junio de 2021 y permiten a los barcos pescar en el mar circundante, al que Argentina denomina como Mar Argentino y considera dentro de su Zona Económica Exclusiva (ZEE).

La importancia de la pesca del calamar para las islas es crucial, tanto en lo que refiere al illex argentinus como el doryteuthis gahi, también conocido como calamar patagónico. No solo porque las islas han sabido aportar el 10% del abastecimiento mundial de calamar sino porque, de acuerdo a datos oficiales, las exportaciones del producto al mercado europeo —su principal destino— representan el 43% del Producto Interno Bruto (PIB) de las islas, un tercio de los ingresos del sector público y dos tercios de lo que las islas perciben por concepto de impuestos.

Por esa razón, las autoridades buscan proteger esta actividad de la forma más celosa posible. Según el periódico local, el gobierno local ha reforzado las inspecciones luego de que en 2020 detuviera un velero que pescaba de forma irregular. "Ver el puerto y ver los botes de rescate es una gran cosa, además de que tuve reportes positivos de la inspección de licencias", valoró Teslyn Barkman, legisladora de las islas.

La preocupación de los isleños por aumentar los controles —que también son sanitarios como consecuencia de la pandemia de COVID-19— coincide con el nuevo escenario que se abre para el sector como consecuencia de que las islas no fueron incluidas en el acuerdo comercial entre el Reino Unido y la Unión Europea por el Bréxit, que se consumó el 1 de enero de 2021. El temor a la falta de acuerdo llevó al Gobierno de las islas a crear un sitio web para advertir sobre el impacto negativo de salir de la Unión Europea sin un acuerdo comercial.

Según ese sitio (brexitfalklands.gov.fk), la pesca de las Malvinas comenzará a pagar los aranceles previstos por la Organización Mundial de Comercio (OMC) para ingresar al mercado europeo, adonde llega mayoritariamente a través del puerto de Vigo, en España. Desde antes de que se concretara la salida, el Gobierno de las islas indicaba que el pescado exportado pagaría entre 6% y 18% de impuestos para llegar a los países comunitarios, como mínimo.

Los temores se hicieron realidad y el calamar exportado por las Malvinas deberá pagar un arancel de 6%. Pescados más grandes pagarán un 18% de impuestos. La nueva situación llevará a los pesqueros a operar con déficit en las temporadas menos abundantes para el recurso.

En declaraciones al medio Euronews, la legisladora Barkman se mostró esperanzada en que las islas alcancen un acuerdo comercial directo con la Unión Europea. Sin embargo, establecer un diálogo no parece sencillo: mientras el bloque comunitario considera que Londres no puede negociar en nombre de las islas, el Reino Unido se reserva para sí la política exterior de las Malvinas y no habilita un diálogo directo entre Bruselas y Puerto Stanley, denominación británica de Puerto Argentino.

La esperanza de los isleños por revertir la situación también debe sortear a la política exterior argentina, que reclama la soberanía sobre las islas y toma como ilegales las licencias de pesca otorgadas por británicos en el Mar Argentino. Buenos Aires también celebró como una victoria diplomática la exclusión de las islas de la Unión Europea, con la expectativa de que las dificultades económicas de los isleños obliguen al Reino Unido a negociar con Argentina la soberanía de las islas, tal como exige Naciones Unidas.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino