Prevén caída de ingresos del gas en 3 meses a causa del coronavirus

Prevén caída de ingresos del gas en 3 meses a causa del coronavirus

El presidente de YPFB, Herland Soliz, explicó que la caída del precio del petróleo afecta económicamente al país porque el precio del gas de exportación está indexado al precio del petróleo.

La caída de aproximadamente un 20 por ciento del precio del petróleo, entre el 1 de enero a la fecha, a causa de la baja demanda de China provocada por el coronavirus, tendrá consecuencias negativas en Bolivia por la caída de sus ingresos por exportaciones de gas, pues al bajar el precio del petróleo también baja el gas. Especialistas prevén que el efecto se empezará a sentir en los próximos tres meses. Para YPFB, éste es un factor de preocupación.

La paralización de las industrias y transporte en China, a consecuencia de la epidemia, redujo su demanda de petróleo que asciende a 14 millones de barriles diarios (MMbd), volumen que lo ubica como el principal consumidor e importador del mundo.

El pasado miércoles, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) bajó en 19 por ciento su proyección de crecimiento de demanda mundial de petróleo en 2020 en relación a su estimación de enero.

Calculó que se dejarán de consumir al menos 230 mil barriles diarios.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) proyectó una caída de 435 mil barriles diarios durante el primer trimestre de 2020 respecto a similar periodo de 2019. Además, estimó que el crecimiento del consumo global bajará en 30,6 por ciento hasta ubicarse en 825 mil barriles diarios, el más bajo desde 2011.

“Efecto domino”

En este escenario, el analista en hidrocarburos de la Fundación Jubileo, Raúl Velásquez, afirmó que las exportaciones bolivianas de gas natural pueden verse afectadas por menores precios, ya que la tendencia del precio del barril de petróleo en 2020 está en torno a los 50 dólares, mientras que en los últimos tres años osciló entre los 55 a 65 dólares.

El especialista agregó que también existe la posibilidad de que Brasil demande menos gas a Bolivia, porque sus exportaciones a China caerán.

“Seguramente va a tener su efecto en nuestra economía en los próximos tres a seis meses. Por la fórmula que tenemos de cálculo de precio con Brasil, el efecto no es inmediato, sino que se produce a partir de los siguientes tres a seis meses”, dijo Velásquez.

En opinión de analista en energías Francesco Zaratti, las variaciones del precio internacional del petróleo tienen doble efecto en Bolivia: implica una baja en los ingresos por venta de gas, pero también un ahorro en el gasto por importación de combustibles como diésel y gasolina.

Sin embargo, advirtió que “actualmente es mayor la pérdida que la ganancia”. Velásquez coincidió en esta postura al afirmar que el principal negocio de Bolivia es la exportación de gas natural.

Por su parte, el presidente de YPFB, Herland Soliz, explicó que la caída del precio del petróleo afecta económicamente al país porque el precio del gas de exportación está indexado al precio del petróleo.

“Cuando baja cualquier precio de cualquier recurso natural, es preocupante, peor si Bolivia es prácticamente dependiente en un 60 por ciento de los ingresos por la venta del gas natural, y si el precio del petróleo baja, va a bajar el precio del gas natural de exportación; asimismo van a disminuir los ingresos”, dijo.

Sin embargo, mencionó que esta coyuntura también generará un ahorro, porque reducirán los recursos destinados a la importación de diésel y gasolina, así como la subvención a estos combustibles.

 

1.000 millones de dólares destinó YPFB a la importación de gasolina y diésel en 2019, un equivalente al 50 por ciento de la renta petrolera.

 

RENTA PETROLERA ES DE $US 1.840 MM

Según el informe de rendición pública de cuentas del Ministerio de Hidrocarburos, la renta petrolera entre enero y noviembre de 2019 llegó a 1.840 millones de dólares.

El analista de la Fundación Jubileo, Raúl Velásquez, afirma que en 2020 se puede experimentar una reducción de ingresos por la caída del precio del petróleo y la tendencia a la baja; el retraso en la exploración, la renegociación en el contrato de exportación de gas a Argentina, entre otros factores.

En la gestión 2014, la renta petrolera fue de 5.489 millones de dólares, un 66 por ciento por encima de 2019.

 

EXPERTO SUGIERE REFERENCIAR PRECIOS DEL CONTRATO CON BRASIL AL “GAS CON GAS”

JOSUÉ HINOJOSA

El analista y exministro de Hidrocarburos Álvaro Ríos considera que la caída del precio del petróleo, a raíz del coronavirus, puede significar más aspectos positivos que negativos para Bolivia, siempre y cuando el precio de exportación de gas a Brasil, contemplado en el próximo contrato, ya no esté indexado al precio del petróleo, sino a la competencia “gas con gas”, cuyos precios los fija el mercado.

“Yo creo que hay que mirar la ecuación diferente. Nuestros contratos tienen que estar indexados a la competencia, que se llama de gas con gas o a marcadores de gas natural, y no así al petróleo. Por lo tanto, cualquier baja en el precio del petróleo nos va a aportar positivamente para bajar los montos de la importación de gasolina y diésel”, explicó.

Agregó que el Ministerio de Hidrocarburos y Yacimientos deben negociar un contrato vinculado al Henry Hub u otro marcador de gas, pero no al petróleo.

Con una postura diferente, el analista de la Fundación Jubileo, Raúl Velásquez, afirma que referenciar el precio del gas de Bolivia a un marcador que no sea el petróleo no necesariamente beneficiará al país, puesto que al final tendrá como referencia al precio del GNL, cuya tendencia es a la baja.

Dijo que el Henry Hub tampoco es buena alternativa, porque se cotiza 2,6 dólares por millar de BTU, mientras que actualmente Bolivia recibe un pago de más de 5 dólares por millar de BTU.

 

DEMANDA DE GAS DE BRASIL A BOLIVIA TIENDE A BAJAR A CAUSA DE LA EPIDEMIA

La caída de la demanda de petróleo de China y la paralización de parte de sus industrias a raíz del coronavirus tendrán un efecto significativo en Brasil, puesto que el gigante asiático es el principal mercado de las exportaciones brasileñas (casi el 30 por ciento). Esta situación puede generar una ralentización en la economía del vecino país y, en consecuencia, una reducción en su demanda de gas natural a Bolivia, indicó el analista en hidrocarburos de la Fundación Jubileo, Raúl Velásquez.

Para el especialista, las consecuencias del coronavirus en Bolivia no solamente se reflejarán en la caída del precio de las exportaciones de gas, puesto que es posible que también caigan los volúmenes que demanda Brasil.

“Si la economía brasileña se ve ralentizada a raíz de una menor demanda china, obviamente que su demanda de gas (hacia Bolivia) podría disminuir, y en ese sentido podríamos tener un efecto de volumen es también”, dijo Velásquez.

Sin embargo, aclaró que será mayor el efecto por caída de precios del gas de exportación como consecuencia de la reducción del precio del petróleo.
Según el presidente de YPFB, Herland Soliz, el próximo 7 de marzo se firmará la adenda al contrato entre la estatal petrolera y Petrobras, que contempla un volumen de 14 a 20 MMm3d y un tiempo de dos a cuatro años.

Adenda reduce en 35% venta a Brasil

Los volúmenes de exportación de gas de Bolivia a Brasil, a través de sus empresas estatales, bajarán en 35 por ciento, pues la adenda que firmarán YPFB y Petrobras contempla un volumen de 14 a 20 MMm3d. El anterior contrato establecía 24 a 31 MMm3d.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino