Presidente Piñera convoca para el 4 de julio la primera sesión de la Convención Constitucional: Fecha coincidirá con los 210 años de la instalación del Primer Congreso Nacional

Presidente Piñera convoca para el 4 de julio la primera sesión de la Convención Constitucional: Fecha coincidirá con los 210 años de la instalación del Primer Congreso Nacional

Lo hizo mediante un discurso desde el Palacio de La Moneda donde el Mandatario recordó lo que podrá hacer y lo que no la Convención, dejando claro que “su misión no es Gobernar ni legislar” y que tampoco podrán “poner término anticipado al período de las autoridades elegidas por votación popular” ni “atribuirse el ejercicio de la soberanía ni asumir otras atribuciones que no le hayan sido expresamente conferidas”.

El 4 de julio de 2021 a las 10.00 en el edificio del Congreso Nacional en Santiago se llevará a cabo la primera sesión de la Convención Constitucional, que será la encargada de redactar la nueva Carta Magna para Chile.

Así lo dio a conocer este domingo el Presidente de la República, Sebastián Piñera, en una ceremonia realizada en el Palacio de La Moneda y que contó con la presencia de los ministros del Interior y Segpres, Rodrigo Delgado y Juan José Ossa, respectivamente.

Lo hizo mediante un discurso donde el Mandatario recordó lo que podrá hacer y lo que no la Convención, dejando claro que “su misión no es Gobernar ni legislar” y que tampoco podrán “poner término anticipado al período de las autoridades elegidas por votación popular” ni “atribuirse el ejercicio de la soberanía ni asumir otras atribuciones que no le hayan sido expresamente conferidas”.

El anuncio de la fecha de la primera sesión de la instancia se da luego de que el pasado viernes el Tribunal Calificador de Elecciones proclamara los resultados de los comicios, ratificando a los 155 convencionales electos en las mega elecciones del 15 y 16 de mayo pasado. Y dando, de esta manera luz verde para su instalación.

La jornada en que por primera vez sesionará la Convención coincidirá con otro importante hecho histórico en la historia política de Chile, ya que ese 4 de julio se cumplirán 210 años desde la instalación del Primer Congreso Nacional.

“Esta Convención Constitucional deberá en un plazo de 9 meses, prorrogables por 3 meses adicionales, redactar y aprobar una Nueva Constitución para Chile, la que deberá ser ratificada por la ciudadanía a través de un plebiscito. Esta Convención Constitucional representa, sin duda, una gran oportunidad para lograr esos acuerdos amplios y sólidos, que permitan dar origen a una nueva Constitución que sea reconocida y respetada por todos los chilenos y constituya un gran marco de unidad, de estabilidad y de proyección hacia el futuro, para nuestra democracia y nuestra sociedad”, sostuvo Piñera.

El Mandatario afirmó, además, que “de acuerdo al mandato constitucional, que da origen a esta Convención y le otorga sus atribuciones y competencias, ella deberá respetar el carácter de República que tiene el Estado de Chile, su régimen democrático, las sentencias judiciales firmes y ejecutoriadas y los tratados internacionales ratificados y que se encuentran vigentes. Adicionalmente, no podrá poner término anticipado al período de las autoridades elegidas por votación popular. Por otra parte, y tal como lo establece la reforma constitucional que dio origen a esta Convención, ésta no puede atribuirse el ejercicio de la soberanía ni asumir otras atribuciones que no le hayan sido expresamente conferidas”.

Asimismo el jefe de Estado aseguró que “dentro de este marco fijado por la reforma constitucional, esta Convención tiene importantes grados de autonomía que todos debemos respetar. Sin embargo, su misión no es Gobernar ni legislar, tareas que corresponden al Gobierno y al Congreso, y que seguirán siendo ejercidas. El Gobierno, en cumplimiento de ese mismo mandato constitucional, prestará a esta Convención todo el apoyo técnico, financiero y administrativo necesario para su instalación y funcionamiento”.

Piñera complementó sus últimas palabras con que “la misión de la Convención es, respetando siempre nuestra Constitución y Estado de Derecho, a través del diálogo, la colaboración y la búsqueda de acuerdos, lograr las mayorías de dos tercios necesarias para acordar y proponer una Nueva Constitución para Chile. Sin duda esta misión va a exigir mucha grandeza, visión, sabiduría y patriotismo. Que la historia, nuestra hermosa historia, recuerde a los Convencionales Constituyentes como los constructores de grandes acuerdos y los forjadores de un mejor futuro para Chile y todos los chilenos”.

“Esta Convención Constitucional también representa un llamado a la participación y compromiso de todos los ciudadanos con este debate constitucional, para que la Ley Madre de nuestra democracia tenga el respeto y reconocimiento de todos. Esta participación ciudadana es esencial porque la Nueva Constitución debe recoger nuestras mejores tradiciones republicanas e incorporar los valores esenciales que viven en el alma de nuestro pueblo”, complementó el Mandatario.

Para concluir que la instancia compuesta por 155 convencionales deberá “también recoger el aporte de las generaciones pasadas, la voluntad de las generaciones presentes y las esperanzas de las generaciones futuras. Esta Convención Constitucional sin duda va a ser un hito histórico. Porque por primera vez en nuestra historia estaremos escribiendo democráticamente y con amplia participación ciudadana una Nueva Constitución para Chile”.

“Esto representa no sólo una gran oportunidad, sino que sobre todo, una enorme responsabilidad con Chile y los chilenos de hoy y los que vendrán”, cerró Piñera.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino