Presidente del parlamento nicaragüense: "Evitamos que nos montaran un golpe al estilo boliviano"

Presidente del parlamento nicaragüense: "Evitamos que nos montaran un golpe al estilo boliviano"

Gustavo Porras, presidente de la Asamblea Nacional de Nicaragua conversa con Sputnik sobre las nuevas sanciones impuestas por la Unión Europea contra él y otros siete altos cargos de Nicaragua. Los acusan de violar los derechos humanos y tomar acciones que socavan la democracia y el Estado de Derecho con la detención de una veintena de opositores.

Sin embargo, desde Nicaragua aseguran que esta reacción de la Unión Europea y Estados Unidos se da porque el Gobierno nicaragüense evitó "un golpe de Estado al estilo boliviano" planificado para las elecciones generales del 7 de noviembre y liderado por dirigentes que reciben financiamiento de Estados Unidos y la Unión Europea.
Además, denuncian que estas medidas coercitivas unilaterales lo que buscan es "provocar terror en la gente", una táctica que ya Estados Unidos aplicó contra este país en los años 80 cuando, entre otras cosas, financió al grupo armado Contra y que permitió que, en 1990, Violeta Chamorro, afín a los intereses de Washington, llegara a la presidencia.
—La Unión Europea impuso nuevas sanciones a ocho altos cargos nicaragüenses, entre ellos, usted y la vicepresidenta Rosario Murillo. Incluso, uno de los europarlamentarios que defendió las sanciones dijo que "Europa se convertirá en la pesadilla de Daniel Ortega". ¿Cómo toman ustedes estas sanciones?, ¿qué responden?

—Europa ha sido una pesadilla para Latinoamérica desde que vinieron los colonizadores europeos, españoles, británicos a asesinar a nuestros pueblos originarios. De tal forma que estas sanciones que nos imponen son por defender los derechos de los nicaragüenses, porque nosotros lo que hemos hecho es darles educación, salud, alimentación.

Nosotros tenemos uno de los índices de analfabetismo más bajos de toda Latinoamérica, tenemos una educación gratuita y de calidad, garantizamos derechos humanos como la salud. Este país tiene un sistema de salud de alto nivel y totalmente gratuito, de calidad. Defendemos el derecho humano a la alimentación, a la soberanía alimentaria. Nosotros hacemos encuestas periódicas de nutrición, tanto crónica como aguda, y los índices de desnutrición en los niños en edad escolar han ido disminuyendo muy grandemente. Entonces lo que están sancionando estos colonialistas son las acciones que tomamos en favor de los derechos humanos de todos los nicaragüenses. Por eso para nosotros estas sanciones son condecoraciones porque sabemos de dónde vienen.
—EEUU y la Unión Europea insisten que ustedes están encarcelando, reprimiendo y acosando a los opositores para perpetuar al sandinismo en el poder. Esa es la versión de ellos. Ahora, para ustedes, ¿qué es lo que está pasando?, ¿por qué han encarcelado a una veintena de opositores?
—En primer lugar, ellos han intentado hacer creer que algunos de estos opositores son candidatos a las próximas elecciones, y la realidad es que las candidaturas fueron, de acuerdo con las leyes y al calendario electoral, las que se hicieron, las que se inscribieron entre el 28 julio y el 2 agosto. De tal forma que ellos no eran candidatos. Aquí cualquier persona puede decir que es candidato y entonces no pasa nada. Sin embargo, estos dijeron que eran candidatos porque estaban en un plan para tratar de tener algún grado de impunidad.
La realidad es que todos estos señores utilizaron dinero de los contribuyentes estadounidenses y europeos, porque han tenido varias ONG a su servicio para a través de ellas utilizar ese dinero para financiar el criminal golpe de Estado de 2018, un golpe de Estado que fue derrotado por el pueblo y el Estado nicaragüense y, por eso, tienen una determinada frustración estos países que invirtieron dinero en eso.

Sin embargo, estos ciudadanos fueron sujetos a una ley de amnistía que tenía un principio de no repetición. Pero ahora se comenzó a identificar, que es lo que se está investigando, que el plan que tenían todos ellos era reeditar la intentona del golpe de Estado de 2018, reeditarlo al estilo de Bolivia. Es decir, iban a reeditar un golpe de Estado a la luz del proceso electoral. Ya tenían las plataformas listas y estaban divulgando una serie de informaciones falsas para anunciar que iba a haber fraude electoral, que las elecciones no iban a ser legítimas y legales, y entonces poder crear con el dinero que tienen una nueva situación de conflictividad.
Es más, uno de ellos dijo claramente cuando llegó de Washington que a finales de 2021 y durante 2022 habría momentos de sumo peligro y agitación. De tal forma que el Estado nicaragüense, con sus instituciones, comenzaron a investigar y siguen en ese proceso. Pero era evidente que estaban preparando una nueva intentona y ante esta situación es mejor prevenir que lamentar. Yo creo que la frustración de estos señores europeos es porque evitamos que nos montaran un golpe de Estado al estilo boliviano.
—Volviendo al tema de las sanciones de la Unión Europea. Estas medidas prohíben que los sancionados nicaragüenses pisen territorio europeo, les congela activos en Europa y prohíbe que ciudadanos o empresas europeas dispongan de fondos para los sancionados. ¿Usted tiene activos en Europa?
—No. Ahí es donde ellos se equivocan. Esta es una verdadera revolución. Nosotros somos parte del pueblo y cuando tenemos un pensamiento, una filosofía que va en contra de la acumulación personal, somos consecuentes con nuestros pensamientos, así que están equivocados los estadounidenses y estos colonizadores. Nosotros no tenemos ningún activo en Europa ni lo queremos tener.

— Si usted no tiene activos en Europa, entonces ¿qué buscarían estas medidas?
—Estas medidas no tienen ningún impacto en términos prácticos. Ellos lo que buscan es meter terror, demostrar de qué lado están, demostrar que están en contra de una revolución y de un pueblo triunfante que viene avanzando hacia su definitiva independencia.
Ya habíamos iniciado la independencia desde 1821 frente al reinado español, frente a los colonizadores, después seguimos luchando contra las oligarquías nacionales que quedaron y que se apoderaron de la imagen y del poder del reinado para poder dominar en estos países y ahora vamos a una segunda independencia, más general, económica.
Después entró el imperialismo estadounidense, que desplazó al colonialismo tradicional español e inglés, y hemos tenido que luchar contra ellos. Esa ha sido la historia de nuestros países. Entonces, ¿qué buscan? Simplemente meter temor en una parte de la población nicaragüense.

Pero, dígame usted, la sanción consiste en que no puedo ir a los Estados de la Unión Europea, pues que me lo prohíban mil veces, ¿qué pierdo yo? Yo no quiero ir. Ni he ido ni iré nunca. Nicaragua es más bella que todos los países europeos juntos y aquí nosotros defendemos nuestra tierra.
Ellos lo único que quieren es meter miedo con estas sanciones y decirles a sus títeres que están con ellos, darles seguridad. Ahora, claro, si después ponen sanciones como las que los estadounidenses quieren poner y empiezan a bloquear al país, como han hecho contra el pueblo cubano, entonces ahí sí estaremos hablando de otra cosa porque empezarían a actuar contra la propia vida del pueblo, como hemos visto con estos 60 años de bloqueo contra Cuba.
—La OEA, EEUU y UE ya asoman la posibilidad de no reconocer los resultados de las elecciones del 7 de noviembre, como hicieron con Venezuela. ¿Están preparados para lo que podría venir?
—Totalmente. Nosotros siempre hemos sabido que mientras en Nicaragua haya una revolución y mientras los sandinistas sigamos avanzando, Estados Unidos no va a reconocernos. Es decir, vamos caminando para que, en todo caso, nuestro reconocimiento internacional sea sobre la base de la independencia, la autodeterminación y del respeto a la soberanía de nuestro país. Estados Unidos nos hizo la guerra por diez años, nos minaron los puertos, nos destruyeron los depósitos de comida, mataron a centenares de miles de nicaragüenses. Es decir, nosotros estamos claros de que no nos van a reconocer y estamos preparados.

La OEA, reconocida por todos, no es más que el Ministerio de Colonias de los Estados Unidos. Ya sabemos que la OEA hace lo que los gringos dicen. ¿Acaso no lo vimos en Bolivia? Y el pueblo boliviano se encargó de demostrar un año después de que el pueblo boliviano tenía la razón. Ya solo con eso que pasó ahí la OEA no debiera existir. Ahora, la Unión Europea, ya te dije, más bien deberíamos estar nosotros enjuiciando a todos esos herederos de los criminales que nos vinieron a matar. Aquí no nos vengan con esa porque sabemos cuál ha sido la historia y el verdadero ánimo que tienen estos colonialistas.
—Rusia ha denunciado la presión e injerencia de EEUU en los asuntos internos de Nicaragua. ¿Cómo valoran el apoyo de países como Rusia, Cuba o Venezuela en estos momentos?
—Venezuela, Cuba son países hermanos, y los estadounidenses y los europeos se han encargado de unirnos más. Nos dicen la troika del mal, la trilogía del mal porque sencillamente somos países que defendemos nuestra soberanía, nuestra independencia y nuestra autodeterminación.
Y en medio de eso hemos encontrado verdaderos amigos al otro lado del mundo, especialmente en la Eurasia. Y entre esos verdaderos amigos está Rusia, el pueblo ruso que, además, es un ejemplo de lucha, de tenacidad, de victoria. Así que nosotros valoramos realmente esa amistad, esa solidaridad y ese apoyo de una forma muy especial.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino