Presidente del Banco Central de Argentina: “Ni loco compraría dólares en este momento”

Presidente del Banco Central de Argentina: “Ni loco compraría dólares en este momento”

En entrevista con medios argentinos, Guido Sandleris, explicó los detalles de la nueva política monetaria. Señaló que el objetivo ahora es que la base monetaria no crezca

El presidente del Banco Central de Argentina, Guido Sandleris, quien asumió el puesto el pasado 25 de septiembre, dió a conocer los detalles del nuevo programa de política monetaria en el país vecino, con zonas de intervención y no intervención.

En entrevista con dos medios argentinos, Clarín y La Nación, el funcionario explicó cómo será su gestión al frente de la entidad monetaria. En la conversación, se refirió a la “obsesión con el dólar”, la convertibilidad y la inflación.

Sandleris comentó que “estamos convencidos de que un esquema de tipo de cambio fijo no es adecuado para la Argentina”. En ese sentido, dijo que “creemos que para la economía argentina hay beneficios importantes de que el tipo de cambio flote. No creemos en el dólar fijo. Nos parece importante definir una zona amplia de no intervención”. Además, comentó que “las intervenciones cambiarias no se entendían bien por qué vendíamos un día y por qué no al otro”.

El presidente de la entidad explicó que “si el Banco Central interviniese todo los días de acá a fin de año la base caería 20%-30%, nunca fue tan baja e implicaría que no habría pesos para ir al dólar”.

Según cuenta Sandleris, “el objetivo ahora es que la base monetaria no crezca”. Explica que el objetivo del aumento cero en la base monetaria implica que “vamos a evitar que haya pesos sueltos en la economía que alimenten la demanda de dólares”.

Por otra parte, comentó que “nunca estuvo en nuestra cabeza volver a un régimen como el de la convertibilidad, porque ya aprendimos los problemas que genera”.

Además, el nuevo titular de la entidad argentina aseguró que la adopción de un sistema de control de la base monetaria y de un rango de flotación determinado para el peso tardará un tiempo para contener la inestabilidad financiera del país. “Siempre que se pone en marcha un nuevo esquema hay un período de adaptación y transición del mercado hasta que se acomode a las nuevas señales y reglas que va dando el BCRA”, indicó. En esa línea, estimó que “la inflación va a empezar a bajar en los próximos meses”. Agregó que “no con el dato de septiembre, porque está jugado, tal vez tampoco en octubre, pero sí de allí en más en octubre”.

En la entrevista, también dijo que “ni loco compraría dólares en este momento. Vamos a ver un Banco Central cumpliendo con todo lo que prometió y eso hará que el peso preserve su valor. Me parece que hay instrumentos mucho más atractivos”. Agregó que “dejaremos de lado la obsesión actual con el dólar y podremos enfocarnos en lo que necesita la economía para terminar de ordenarse”.

Por último, comentó que que está prácticamente cerrado un convenio de canje de monedas con China, días después de que Argentina logró ampliar un acuerdo financiero con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino