Presidenciables dan prioridad en el área económica a bajar el déficit fiscal y apuntalar algunos sectores

Presidenciables dan prioridad en el área económica a bajar el déficit fiscal y apuntalar algunos sectores

Entre los tres partidos que recogen mayor intención de voto en las encuestas para octubre hay cierta coincidencia en que será necesario encarar varios de estos desafíos si les toca gobernar a partir del año próximo, aunque de sus programas y discursos de campaña surgen diferencias respecto a cómo y el momento para hacerlo.

Aunque faltan  casi  seis  meses  para  el  cambio  de  gobierno, hacia marzo  del  2020 se   perfila   un   escenario   económico   con   ciertos   desafíos   para   las   futuras autoridades.  La  actividad  productiva  se  encuentra  virtualmente  estancada  desde hace  algunos  trimestres  y varios  sectores  están  en  recesión;  se  han  perdido puestos  de  trabajo;  y  las  cuentas  públicas  registran  un  desequilibrio  creciente.  Es posible  que  antes  y  después  de  las  elecciones  generen  algo  de  dinamismo  las obras del Ferrocarril Central y los primeros movimientos para la construcción de la nueva  planta  de  celulosa  de  UPM  en  Durazno,  así  como  algunos  proyectos  de infraestructura,  lo  que  crearía  empleos  y  generaría  más  recaudación  tributaria. Pero,  por  otro  lado,  el  contexto  externo,  y  en  particular  el  regional,  platea interrogantes de cara al próximo período.

Se  trata  de  una  coyuntura  que  los  aspirantes  a  presidente  de  la  República  y  sus equipos  de asesores en  el  área económica tienen  incorporada  en las  agendas de trabajo. Entre los tres partidos que recogen mayor intención de voto en las encuestas para octubre  hay  cierta  coincidencia  en  que  será  necesario  encarar  varios  de  estos desafíos si les toca gobernar a partir del año próximo, aunque de sus programas y discursos  de  campaña  surgen  diferencias  respecto  a  cómo  y  el  momento  para hacerlo.

Para el candidato por el Frente Amplio, Daniel Martínez, ―no existen tres medidas prioritarias, sino que lo importante son las orientaciones de la política económica‖, según señaló al responder a la pregunta de Búsqueda sobre cuáles serían las tres medidas prioritarias en el área económica en caso de que asuma la presidencia en marzo de 2020.

―Mencionaría en primer lugar la necesidad de relanzar la economía mediante el impulso  a  la  inversión  y  a  trabajos  de  calidad.  Para  ello  tenemos  un  paquete  de medidas que van desde un conjunto de apoyos a las mi pymes (micro, pequeñas y medianas empresas) hasta un plan para recapacitar 400.000 trabajadores‖, indicó.―Una segunda gran orientación tiene que ver con la corrección de la trayectoria del gasto  público,  comenzando  por  la  necesidad  de  llegar  a  un  acuerdo  nacional  con relación al déficit de la seguridad social.

Con  un  déficit  anual  que  actualmente  bordea  el  5%  del  Producto  Bruto  Interno (PBI),   la   cuestión  fiscal   es   una   preocupación   que   comparten   varios   de   los candidatos  que  están  adelante  en  las  encuestas  de  intención  de  voto.  Pero  la semántica  que  utilizan  difiere,  y  también  las medidas  que  proponen  para  tratar  de abatir el desequilibrio en las cuentas públicas.

Por  otro  lado,  el  candidato  por  el  oficialismo  mencionó  como  otra  prioridad,  sin entrar  en  detalles,  la  ―necesidad  de  reforzar  las  capacidades  regulatorias  del Estado, especialmente con relación a los sectores no transables de la economía‖.

El postulante por el Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, dio una respuesta breve. Se refirió  como  una  prioridad  de  un  eventual  gobierno  encabezado  por  él  bajar  el déficit fiscal ―mediante ahorro‖ y, relacionado con eso, establecer una ―regla fiscal‖. Como tercera medida en el área económica señaló hacer un ―fuerte fomento‖ a las mypimes.

El  colorado  Ernesto  Talvi  mencionó  como  primera  medida  a  tomar  en  materia económica si fuera presidente el establecimiento de una ―regla fiscal de balance estructural  para  disciplinar  al  gobierno en  lo  que  puede  gastar  año  a  año‖.  Lo describió como un ―dispositivo legal-institucional  que  le  permita  al  país  ahorrar  en tiempos de vacas gordas para poder afrontar tiempos de vacas flacas sin tener que recurrir   a   ajustes   fiscales,   endeudamiento   y   atraso   cambiario,   un   repertorio conocido y letal para la economía.

En  segundo  lugar,  se  refirió  a  la  ―profesionalización  del  funcionamiento  de  las empresas    del    Estado.    Queremos    directores    profesionales    con    unidades reguladoras  independientes  que  fijen  tarifas públicas  que  respondan  a  costos  de empresas eficientes‖ y permitan al sector privado ―competir y generar empleos‖ genuinos.

Su tercera medida sería ―reactivar la cadena agropecuaria y agroexportadora, que es el gran motor de la economía nacional‖.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino