Presencia de Barros tras discurso del Papa contra abusos genera debate entre miembros de la Iglesia

Presencia de Barros tras discurso del Papa contra abusos genera debate entre miembros de la Iglesia

Tras el primer discurso del Papa Francisco en Chile, donde pidió perdón por los abusos sexuales a niños por parte de ministros de la Iglesia, sumado a la presencia de Juan Barros a la misa del Parque O'Higgins, quien se encuentra acusado de encubrir delitos cometidos por Fernando Karadima, las reacciones en el mundo católico y público no se hicieron esperar.

Tras el primer discurso del Papa Francisco en Chile, donde pidió perdón por los abusos sexuales a niños por parte de ministros de la Iglesia, sumado a la presencia de Juan Barros a la misa del Parque O'Higgins, quien se encuentra acusado de encubrir delitos cometidos por Fernando Karadima, las reacciones en el mundo católico y público no se hicieron esperar.

El embajador de Argentina en Chile, José Octavio Bordón, sostuvo que "el Papa ha sido muy claro en plantear el dolor y la vergüenza frente a este tipo de hechos, lo otro es un tema de Chile y la Iglesia que bajo ningún punto de vista puedo hablar yo", dijo.

El embajador de Chile en el Vaticano, Mariano Fernández, afirmó que es un "tema de la conferencia episcopal, de la estructura del Vaticano, soy embajador de Chile en el Vaticano, no soy vocero en temas del Vaticano", aclaró.

 

El presidente del Senado, Andrés Zaldivar, sostuvo que "una persona que sea objetada o no, también tiene derecho a estar presente. Uno puede estar en desacuerdo con alguien, pero de la base misma de la enseñanza como cristiano, uno no puede excluir a nadie", acotó. 

Pero una de las reacciones más imponentes frente al discurso de Bergoglio fue el sacerdote Mariano Puga, quien manifestó que "muchos van a quedar defraudados, no tocó el tema mapuche ni el del obispo de Osorno; no tocó el tema de las parejas homosexuales, lo que tocó fue lo más radical y revolucionario que se ha dicho en la historia de la Iglesia, es que la Iglesia no es de santos", enfatizó.

El sacerdote jesuita Fernando Montes afirmó que "a todos nos complica verdaderamente, pero su ausencia (la de Barros) también tendría consecuencias delicadas. Nadie debería extrañarse si tiene sentido común que ellos estén presente, no pueden excluirse de la iglesia, otra cosa es lo que veamos después", arguyó.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino