Preocupa a agroexportadores medida fluvial de Argentina

Preocupa a agroexportadores medida fluvial de Argentina

La decisión del país vecino de privilegiar a barcos argentinos en el transporte de cargas no impacta directamente en las exportaciones de granos paraguayos, pero el sector teme que como consecuencia se desate una serie de controles desmedidos como medida de presión.

El director ejecutivo de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas, Hugo Pastore, se hizo eco del nuevo conflicto en el sector naviero. Explicó que esta situación se va repitiendo y que el mayor temor es que derive en una pérdida de tiempo como parte de controles innecesarios y desmedidos acerca de la tripulación de los barcos y otras verificaciones, lo que a su vez implica que el costo de flete se encarezca. “Lo que nos preocupa es que esto se convierta en una caza de brujas, que como parte de esta medida empiecen a aparecer los controles, una presión sobre el tránsito de los productos paraguayos que están yendo hacia allá”, sostuvo.

Aclaró que la medida en sí no afecta a los envíos de granos, pero detrás puede haber un “tema no escrito”, refiriéndose a las medidas de presión en el lado argentino.

“Ojalá que nuestra preocupación sea infundada, que al final no pase nada, pero lastimosamente la experiencia nos muestra que es algo que puede llegar a suceder”, expresó.

SECTOR NAVIERO. Juan Carlos Muñoz, directivo del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos (Cafym), reiteró que quedaron preocupados por la medida argentina, en el sentido de que vuelvan las restricciones y los problemas que causaron muchos perjuicios económicos a la flota paraguaya durante los gobiernos kirchneristas.

Indicó que hablaron con el viceministro de Asuntos Económicos de la Cancillería, Raúl Cano Ricciardi, quien les adelantó que aún no recibieron la notificación oficial, pero que ya analizaron la resolución argentina y encontraron contradicciones. Dijo que ahora solicitarán precisiones de la disposición.

Muñoz dijo que en compañía del presidente del gremio, Esteban Dos Santos, entienden que la resolución no habla de cargas en tránsito, hecho que podría interpretarse como algo exclusivo para cargas argentinas, pero “también es una preocupación de que sea el reinicio de restricciones al libre tránsito y de navegación, situaciones que ya hemos enfrentado de nuevo el año pasado”.

Adelantó que si las cosas se vuelven a poner difíciles para operar en el puerto de Buenos Aires, tendrán que retornar el cien por ciento de las operaciones al puerto de Montevideo, Uruguay. Dijo que actualmente entre el 60 y 70 por ciento de las cargas se operan en el puerto porteño.

Finalmente, dijo que están también en alerta ante acciones unilaterales que el Gobierno argentino actual pueda tomar y generar problemas de libre tránsito fluvial por encima de lo que establecen los tratados internacionales vigentes.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino