Portugal quiere acercar India a la UE

Portugal quiere acercar India a la UE

Las prioridades del semestre portugués de la Unión Europea, que ha tomado el relevo a Alemania

Cada país quiere dejar huella en las presidencias semestrales de la Unión Europea, que ya no son lo que eran desde la creación de la figura del presidente del Consejo Europeo, puesto que hoy ejerce el político belga Charles Michel. Esas presidencias nacionales rotatorias pueden haber perdido visibilidad política, pero siguen siendo importantes, como lo acaba de demostrar la presidencia alemana durante el segundo semestre del 2020.

La diplomacia alemana tuvo que emplearse a fondo en diciembre para evitar que la amenaza de veto de Hungría y Polonia hiciese descarrilar el fondo de recuperación de la economía europea, trabajosamente pactado en julio pese a la inicial oposición de Holanda y otros países que se autode-nominan “frugales”. Balance del semestre alemán: compra centralizada de las vacunas contra la covid, aprobación del fondo de recuperación y un marco financiero que, por primera vez, prevé endeudamiento directo de la Comisión Europea (CE) para sufragar el fondo de recuperación. No es poco.

Sin una compra centralizada de vacunas y con el fondo de recuperación en alta mar, Europa estaría hoy al borde del caos y la presidencia portuguesa durante el primer semestre del 2021 se hallaría hoy ante la más ardua de las tareas. Lisboa sin tranvías. Después vendrá Eslovenia.

El Gobierno portugués y su cuerpo diplomático enfocan los próximos meses con una triple prioridad: mantener una buena coordinación de la campaña de vacunación, reforzar el pilar social de la UE, más allá de las retóricas propias de los tiempos de crisis, y liderar un movimiento de aproximación de la Unión Europea a India, el segundo gran país de Asia, después del reciente acuerdo comercial con China, explica a La Vanguardia el embajador de Portugal en España, João Mira Gomes.

Oporto acogerá en mayo una cumbre extraordinaria sobre los derechos sociales en la Unión
No son objetivos menores. Buscar la inmunidad sin peleas entre los países europeos ante un horizonte sanitario todavía muy incierto. Ganar cohesión interior y mirar de evitar que la epidemia derive en un pavoroso drama social que ponga en peligro las democracias. Contrapesar la relación europea con China con un movimiento de aproximación al segundo gigante asiático, mientras se asienta la nueva presidencia de Estados Unidos.

“Los día 7, 8 y 9 de mayo tendrá lugar en Oporto una cumbre extraordinaria sobre los derechos sociales en la Unión Europea. En la primera sesión estarán invitados a participar representantes de las organizaciones empresariales y sindicales, más otras entidades de carácter social, para que expresen sus propuestas y opiniones. Esperamos que de la reunión de los jefes de Gobierno y de Estado pueda salir una declaración clara sobre una serie de puntos que estimamos fundamentales: la tutela de la igualdad de oportunidades, el salario mínimo, los seguros de desempleo y las condiciones de trabajo. Portugal se esforzará para que no sea una cumbre retórica y concluya con acuerdos concretos”, subraya el embajador Mira Gomes.

“El pilar social de la Unión –añade– debe prestar una atención al ámbito digital. Puesto que una de las prioridades del plan de recuperación económica es la plena digitalización de la economía europea, se deberán adoptar medidas para evitar una dramática brecha digital entre quienes subirán al tren de los desarrollos tecnológicos y quienes pueden quedar en el apeadero. Pienso, por ejemplo, en los agricultores. La tecnología 5G facilitará una agricultura de precisión que podría no estar al alcance de todos. Nuestro primer ministro, António Costa, ha señalado como lema del semestre portugués: ‘No queremos que nadie se quede atrás’”.

Portugal pretende ejercer de puente con India para ayudar a balancear la relación europea con China
El otro gran objetivo del semestre portugués es ejercer de puente con India. Portugal es el país más occidental de Europa pero también uno de los más orientales, por la herencia material y psicológica de sus antiguos enclaves comerciales en Asia. Las Indias portuguesas dibujaron un interesante collar de perlas desde el Índico al Pacífico, desde Goa, en el suroeste de la India, pasando por el estrecho de Malaca hasta alcanzar Macao, en la costa meridional china, y la isla de Timor en el extremo oriental del archipiélago indonesio. [Timor Oriental se convirtió en el primer estado soberano del siglo XXI]. En 1947, momento de la independencia india, Portugal tenía hasta cinco posesiones en aquel país: Goa, Damán, Diu, Dadrá y Nagar Haveli. Durante la última crisis económica, cuando todo parecía venirse abajo en Portugal, intervenida por la troika europea ante la imposibilidad de poder financiar su deuda, los sucesivos gobiernos portugueses intensificaron sus relaciones con India en busca de inversiones.

Habrá cumbre UE-India. Temas en agenda: clima, comercio y agenda digital.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino