¿Por qué Biden no tendrá una reunión bilateral con Pedro Sánchez?

¿Por qué Biden no tendrá una reunión bilateral con Pedro Sánchez?

11:56 - En la agenda del presidente de Estados Unidos se verá con Macron, Merkel o el Papa Francisco, pero no está el mandatario de España

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se encuentra en Europa desde este viernes para comenzar su segunda gira por Europa. Unos encuentros que son claves para su administración, en unos primeros meses de legislatura complicados que ya comenzó mal con el asalto al Capitolio en su toma de poder, pero su popularidad decayó desde la polémica retirada de las tropas americanas en Afganistán, que acabó con la llegada al mando de los talibanes y un atentado que dejó 13 marines estadounidenses muertos.

El G-20, en primer lugar, y la posterior COP26 son decisivos para que los líderes internacionales respalden al mandatario norteamericano. En su apretada agenda, se incluyen numerosas reuniones bilaterales en las que cabe destacar la no presencia del presidente de España, Pedro Sánchez.

El presidente y la primera dama, Jill Biden, visitaron este mediodía la Ciudad del Vaticano y tuvieron una reunión de 45 minutos con el papa Francisco, en el que discutieron el trabajo conjunto por el respeto de la dignidad humana fundamental. Una reunión privada la cual, desde antes, estaba en el foco por la amenaza de la “excomunión” del estadounidense por su postura sobre el aborto, ya que Biden apoya la libertad de elegir de las mujeres, mientras que, por otro lado, Bergoglio considera que se trata de “un asesinato”. En su lista también estaba el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano.

En la tarde del viernes, Biden tendrá una reunión bilateral con el presidente de Italia, Sergio Mattarella, y después con el primer ministro italiano, Mario Draghi. Antes de que termine el día, también mantendrá contacto con el presidente de Francia, Emmanuel Macron y mañana, con el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, antes de participar en la cumbre del G-20.

Joe Biden no tiene previsto ver a Pedro Sánchez en una reunión bilateral como mantendrá con los líderes europeos del G-7, pero le ha ofrecido un acto paralelo, organizado por él, y al que ha invitado a algunos de los líderes que asisten al G-20. Según ha informado la Casa Blanca, el objetivo del encuentro es discutir sobre las cadenas mundiales de suministro y su resiliencia con el fin de buscar respuestas para hacer frente a los desafíos tanto a corto como a largo plazo a los que se enfrentan y mejorar la coordinación internacional en todos los aspectos relacionados con ellas.

En el plan bilateral del mandatario español solo se encuentra el presidente de Argentina, Alberto Fernández, así como con el de Indonesia, Yoko Widodo, o los primeros ministros de Australia, Scott Morrison, y el de Canadá, Justin Trudeau. Sánchez, que viaja este viernes a Roma para participar en la cumbre de líderes del G20, aprovechará también la ocasión para mantener encuentros con los responsables de los principales organismos multilaterales económicos y que le permitirá también participar en un evento paralelo que ha convocado el presidente estadounidense.

Enésimo “desliz” en las relaciones de España con Estados Unidos
En junio, había mucha expectación por un posible encuentro entre los presidentes de Estados Unidos y España, pero el resultado fue similar al que se espera durante esta gira europea de Biden. Ambos mandatarios no coincidieron en agenda y protagonizaron la famosa “reunión de 30 segundos” en la que el líder estadounidense dejó en evidencia a Sánchez. Apenas se miraron, un saludo muy frío y más que una reunión, fue un simple paseo en la cumbre de la OTAN. Aunque Moncloa intentó venderlo como un día en el que español y americano hablaron sobre importantes temas, lo cierto es que no constó que diera tiempo a tanta palabrería.

Además, en julio, Pedro Sánchez viajó a Nueva York en una gira económica en la que el norteamericano le dio “plantón” y no se vio con él. En septiembre, durante la Asamblea General de la ONU, tampoco mantuvieron una reunión bilateral.

Y es que a pesar de que España es un socio estratégico de Estados Unidos, Joe Biden tardó en comunicarse con Sánchez o manifestarse para hablar con el Jefe del Gobierno respecto a las brechas que dejaba su antecesor, Donald Trump. Asimismo, durante la crisis de Afganistán, ambos líderes llegaron a contactar y mostraron su preocupación mutua, según comunicó la Casa Blanca. No obstante, pasaron varios días de tensión en tierras afganas hasta que el estadounidense habló con el socialista, mientras que antes, Biden había llamado a Johnson para realizar una reunión de urgencia con el G-7. También llamó a Merkel y Macron antes que a Sánchez.

La Administración Biden no da pasar ni una al gobierno español. Hace unos días, el encargado de negocios de Estados Unidos en España, Conrad Tribble, pidió a España y al Ejecutivo asumir un “papel mayor” en la escena internacional, especialmente en lo que se refiere a América Latina. “Más España, por favor”, reclamó el diplomático.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino