Pompeo se reunirá este viernes con los ministros de Exteriores de Armenia y Azerbaiyán en pleno aumento de los combates

Pompeo se reunirá este viernes con los ministros de Exteriores de Armenia y Azerbaiyán en pleno aumento de los combates

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha informado de que tiene previsto reunirse de forma separada con los ministros de Exteriores de Armenia y Azerbaiyán el próximo viernes en Washington ante el pleno recrudecimiento de los combates en la zona en disputa de Nagorno Karabaj.

Si bien no está claro si las autoridades estadounidenses tratarán de fomentar un encuentro bilateral, las visitas tendrán lugar el mismo día, lo que demuestra un claro esfuerzo por parte de Washington para lograr una disminución de la tensión en la zona, donde han muerto cientos de personas desde finales de septiembre.

Estas visitas también dan a la Administración Trump una oportunidad de demostrar su liderazgo global a pocas semanas de las elecciones presidenciales, previstas para el próximo 3 de noviembre.

Según una serie de documentos del Gobierno a los que ha tenido acceso el diario 'Politico', el ministro azerí, Jeyhun Bayramov, se reunirá en primer lugar con Pompeo el viernes. Después hará lo mismo su homólogo armenio, Zohrab Mnatsakanian.

En una entrevista, el embajador de Azerbaiyán en Estados Unidos, Elin Suleymanov, no ha descartado la posibilidad de que se produzca un encuentro entre los ministros de ambos países durante su paso por Washington.

Así, ha expresado que lo ideal sería que los dos países puedan reanudar las negociaciones lo antes posible para lograr un alto el fuego real en la zona. "Queremos una conversación sustancial", ha expresado.

Por su parte, el embajador armenio en Washington, Varuzhan Nersesian, ha alabado la actitud de Pompeo, que ha recriminado a Turquía el apoyo mostrado a Azerbaiyán durante el conflicto.

VIOLACIÓN DEL ALTO EL FUEGO
El pasado 10 de octubre ambas partes alcanzaron un acuerdo para un alto el fuego humanitario que frenara el rebrote de la violencia iniciado el 27 de septiembre, pero tanto Armenia como Azerbaiyán se han acusado mutuamente de incumplir lo pactado. El acuerdo se renovó, igualmente sin éxito, el 17 de octubre.

Armenia se hizo con el control de todo el enclave de Nagorno Karabaj y de siete distritos colindantes en suelo azerí durante la guerra que le enfrentó con Azerbaiyán.

Desde entonces, los esfuerzos de mediación de Rusia, Francia y Estados Unidos, copresidentes del Grupo de Minsk en la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), no han logrado resolver el conflicto por la soberanía de esta región.

Azerbaiyán sostiene que está combatiendo para recuperar el control de un territorio que le pertenece y que está reconocido así a nivel internacional. Armenia, por su parte, mantiene que está defendiendo el derecho de autodeterminación de la región de Nagorno Karabaj.

Las hostilidades, en las que las partes beligerantes llegaron a usar blindados, artillería, aviación y sistemas de misiles por primera vez desde la guerra de 1992-1994, han provocado centenares de bajas militares y decenas de víctimas civiles.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, condenó el domingo "todos los ataques contra zonas pobladas afectadas por el conflicto" y tildó de "totalmente inaceptable" la "trágica pérdida de vidas civiles, incluidos niños" en el ataque del viernes contra la ciudad azerí de Ganja.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino