Polonia pide ayuda a la OTAN ante la tensión en su frontera

Polonia pide ayuda a la OTAN ante la tensión en su frontera

Un grupo de 50 migrantes rompe las alambradas desde Bielorrusia y entra al país europeo para ser posteriormente detenido

La situación en la frontera de Polonia con Bielorrusia es cada vez más tensa. El gobierno polaco ha pedido ayuda a la OTAN después de que un grupo de unos 50 migrantes rompiese las alambradas desde la parte de Bielorrusia y entrase en Polonia cerca de la aldea de Starzyna, según dijo la policía polaca el domingo. La irrupción ocurrió el sábado poco antes de las cinco de la tarde y posteriormente se detuvo a al menos 22 ciudadanos iraquíes. En total se contabilizaron 223 intentos de entrar en un solo día, según las mismas fuentes.

Polonia está debatiendo con Lituania y Letonia pedir la convocatoria del Consejo de la OTAN para reclamar "medidas concretas" para resolver la crisis migratoria en la frontera de Bielorrusia, dijo el domingo el primer ministro polaco. Mateusz Morawiecki recordó que Polonia, Lituania y Letonia pueden solicitar consultas en virtud del artículo 4 del tratado de la Alianza. Según este apartado cualquier aliado puede solicitar una reunión siempre que, a juicio de alguno de ellos, se vea amenazada su integridad territorial, su independencia política o su seguridad.

Desde el lunes pasado, miles de inmigrantes irregulares provenientes de países de Oriente Próximo y África intentan cruzar la frontera entre Bielorrusia y Polonia.

Minsk dice ahora que ha enviado alrededor de 2.000 migrantes de regreso a sus países como parte de los esfuerzos para detener esta inmigración ilegal, aseguró el ministro de Relaciones Exteriores de Bielorrusia. Vladimir Makei también dijo que Bielorrusia había revocado el permiso para invitar a trabajadores extranjeros de alrededor de 30 agencias de viajes, según RIA Novosti. La aerolínea siria Cham Wings ha suspendido sus vuelos a Minsk debido a esta crisis migratoria, según anunció en Twitter.

Lituania, Letonia y Polonia llevan ya meses denunciando una avalancha de cruces ilegales desde Bielorrusia y acusan a Minsk de orquestar una crisis migratoria para desestabilizar a la Unión Europea en represalia por las sanciones y por el apoyo de estos países a la disidencia bielorrusa. El líder polaco dijo a la prensa que los líderes de la UE discutirían más sanciones contra Bielorrusia, incluido el cierre completo de la frontera o al menos el bloqueo del tráfico ferroviario.

La ONG Grupa Granica ha recibido información sobre los intentos de Bielorrusia de obligar a los migrantes a usar la violencia contra fuerzas polacas. En total Polonia ha concentrado 15.000 soldados cerca de la frontera con Bielorrusia para frenar la entrada de migrantes ilegales a su territorio. Un soldado polaco murió el sábado en un accidente en la frontera con Bielorrusia, informó el mando de la 17 Brigada Mecanizada del Ejército de Polonia. Según los datos preliminares, la causa de la muerte fue un disparo fortuito de su arma.

PUTIN QUIERE AYUDAR
La secretaria de Exteriores británica, Liz Truss, responsabilizó a Moscú de lo que calificó como "una crisis vergonzosa de migrantes creada artificialmente". El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que Rusia está dispuesta a facilitar en lo posible la solución de la crisis migratoria en la frontera, pero que él no tiene nada que ver con lo sucedido.

El líder ruso asegura ahora haberse enterado por los medios de lo que pasa en la frontera bielorruso-polaca. Según su versión, no abordó el asunto con su homólogo bielorruso, Alexander Lukashenko, hasta hace muy poco. "Ya he dicho que no tenemos absolutamente nada que ver", reiteró Putin en declaraciones difundidas por la agencia rusa Sputnik. Quienes afirman lo contrario "simplemente desean hacer pagar a justos por pecadores", dijo el líder ruso.

La responsable de Exteriores británica exhortó a la Unión Europea a revocar los permisos concedidos por el gasoducto Nord Stream 2, argumentando que este proyecto permitiría a Rusia reforzar el control sobre los países que dependen de sus hidrocarburos y condicionar la seguridad energética europea.

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, y el canciller bielorruso analizaron por teléfono el domingo esta crisis migratoria. Vladimir Makei insistió en la postura bielorrusa: "La inutilidad de las sanciones y lo contraproducentes que son para el desarrollo de las relaciones entre Bielorrusia y la UE".

Polonia, Letonia y Lituania han pedido a la UE que financie la construcción de muros en las fronteras que comparten con Bielorrusia. Borrell considera que las barreras no solucionarán el flujo migratorio. "Ahora en Europa hay más muros que en la época del muro de Berlín. Pero los problemas de los inmigrantes no se resolverán con su ayuda", dijo Borrell en una entrevista para el canal de televisión France 24.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino