Bolivia  ●  Chile  ●  Evo Morales  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Piñera reconoce que estallido social "no lo vi venir" y acusa "ola de violencia sistemática, profesional, organizada"

Piñera reconoce que estallido social "no lo vi venir" y acusa "ola de violencia sistemática, profesional, organizada"

"El país venía progresando, pero se venía acumulando un malestar, no en el Gobierno que yo presido, sino que venía de gobiernos anteriores", señaló al respecto el mandatario.

En la antesala de la votación en la Cámara de Diputados de la acusación constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera, el mandatario dio una entrevista a la Radio Cadena Ser de España, donde se refirió al estallido social chileno, señalando que “definitivamente vivimos algo que nadie anticipó, que nunca había ocurrido”.

“No lo vi venir”, reconoció en primera persona el mandatario al respecto, agregando que Chile “había tenido un tercer trimestre muy positivo en crecimiento, en creación de empleos, en inversión y en mejoría de la calidad de vida. Estábamos preparándonos para ser la sede de la APEC y de la COP25, que iban a celebrarse en Chile en noviembre y en diciembre, respectivamente”.

“El país venía progresando, pero se venía acumulando un malestar, no en el Gobierno que yo presido, sino que venía de gobiernos anteriores. Hubo muchas conductas monopólicas en industrias básicas, y muchos escándalos e irregularidades en el uso de recursos públicos. La gente fue acumulando este malestar y se expresó de repente con mucha fuerza”, explicó.

“Hace casi siete semanas, se dieron dos situaciones simultáneas, pero de muy distinta naturaleza. Lo primero fue que surgió una demanda muy fuerte de toda la ciudadanía por hacer de Chile un país más justo, más inclusivo, con menos tolerancia a los abusos, con mayor igualdad ante la ley y con mayor respeto por los ciudadanos”, señaló Piñera, agregando que “eso es una cosa que yo estimo como muy positiva” y que “simultáneamente, se desató una ola de violencia brutal en la que pequeños grupos ejercieron una violencia sin dios ni ley, quemaban todo lo que se ponía en su camino, las estaciones del metro, los hospitales y los supermercados, tratando de causar daño para destruir el sistema”.

Según agregó en la entrevista con el medio español, ante las demandas sociales de la ciudadanía el Gobierno “reaccionó con una potente agenda social, haciendo un enorme esfuerzo por escuchar con atención y con humildad lo que la gente nos decía. Y, frente a la violencia desatada, estamos luchando con las armas de la democracia y del Estado de Derecho”.

Piñera, también tuvo palabras para lo ocurrido el pasado 18 de octubre, señalando que “nunca lo voy a olvidar, se desató una ola de violencia sistemática, profesional, organizada con tecnología punta que buscaba destruirlo todo. Querían incendiar el país”; agregando que los perpetradores de esta violencia está siendo objeto de investigación por las agencias de inteligencia, aunque reconoce que estas “no estuvieron a la altura”.

“Ha habido mucha información de países amigos que indican que aquí hubo algo no fue casual y que fue deliberado. Definitivamente aquí vimos algo que nunca habíamos visto”, puntualizó.

El mandatario también tuvo palabras para la agenda social que está impulsando, enfatizando que “No es una panacea que lo resuelva todo”, y que se ha reunido con “cientos” de organizaciones sociales para “escuchar y entender sus reclamos con más sensibilidad y atención de lo que lo habíamos hecho antes”.

Militares en la calle

“Me costó mucho”, esta fueron las palabras de Piñera al referirse a la decisión de sacar al Ejército a la calle y decretar Estado de Emergencia, medida que según mencionó se tomó porque la consideró “indispensable para proteger a los chilenos”.

Según explicó el mandatario “como a mí me vino de inmediato el recuerdo del pasado, tomé precauciones. Llamé al Instituto Nacional de Derechos Humanos y a la Defensoría de la Niñez para advertirles de que tenían todo el apoyo del Gobierno para velar por el fiel cumplimiento del respeto a los Derechos Humanos. Llamé a Michelle Bachelet, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y al responsable de Human Rights Watch para pedirles que enviaran misiones de observación a Chile”.

A pesar de esto detalla que a pesar de que revisaron los protocolos del uso de la fuerza, estos no se cumplieron en todos los casos y que “por eso le pedí a los Carabineros que iniciaran de inmediato sumarios internos y que pusiera toda la información a disposición de la Fiscalía para que después lo tribunales conocerán los antecedentes y castigaran a los responsables”.

Finalmente menciona que “en lo personal, para mí fue extraordinariamente difícil y doloroso; a ningún presidente le gusta tener que recurrir a estados de emergencia, aunque están en la Constitución, pero yo pensé cuál era mi deber como presidente. Esto no es una dictadura, es un Gobierno democrático que recurrió a instrumentos democráticos para enfrentar una violencia brutal”.

Este jueves la Cámara de Diputados votará el libelo que busca destituir al Mandatarior para el cual según adelanta La Tercera, la oposición no contaría con los votos para que prospere.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino