Petrobras dejó de utilizar GNL para no sustituir las importaciones de gas desde Bolivia

Petrobras dejó de utilizar GNL para no sustituir las importaciones de gas desde Bolivia

14:35 - La petrolera brasileña confirma que a finales de marzo invocó la declaración de “fuerza mayor” para reducir las importaciones del combustible, que en marzo, abril y mayo estuvieron por debajo del volumen mínimo acordado.

Petróleo Brasileiro SA (Petrobras) reveló la noche del miércoles que la empresa, que ha sufrido un fuerte desequilibrio en el balance entre la oferta y la demanda de gas natural, “dejó de utilizar el GNL (gas natural licuado) almacenado en sus propias unidades de regasificación” para evitar “sustituir las importaciones de gas natural boliviano”.

Petrobras explicó que se ha adoptado una serie de medidas destinadas a mitigar los efectos económicos de la reducción del consumo de gas natural en Brasil, causada por la desaceleración de la actividad económica en el país y en el mundo debido a la pandemia de COVID-19 o nuevo coronavirus.

“El mercado brasileño ha sufrido un fuerte desequilibrio (…), habiendo una reducción de la demanda total de la empresa en aproximadamente un 34% en abril de 2020, en comparación con enero del mismo año”.

En ese marco, la petrolera brasileña confirmó que a finales de marzo invocó el mecanismo de “fuerza mayor” para reducir las importaciones del combustible desde Bolivia.

“Petrobras recibió y reconoció las notificaciones con una declaración de fuerza mayor de todas las empresas distribuidoras de gas natural de Brasil y también notificó, a finales de marzo de 2020, a otros agentes que componen la cadena de gas natural en el país, incluida YPFB”, señala la petrolera en una nota de prensa.

La carta fue enviada el 21 de marzo a la Gerencia de Contratos de Exportación de Gas Natural de YPFB. Transcurridos dos meses y 23 días de la recepción de la misiva, es decir el 14 de junio, la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) recién oficializó la aprobación de este mecanismo invocado por Petrobras para reducir sus compras de gas boliviano como efecto de la pandemia del nuevo coronavirus o COVID-19.

En el comunicado, Petrobras señala que las medidas adoptadas repercutieron no solo en el contrato de suministro del insumo con YPFB, sino también en la importación de gas natural licuado (GNL), con una disminución del volumen de entrega en el país.

“Petrobras desvió la carga ya adquirida de GNL a Europa, originalmente programada para ser entregada en abril y mayo, a las terminales de GNL de Bahía y Pecém, ambas en el noreste de Brasil. En la Terminal de Regasificación de la Bahía de Guanabara, en Río de Janeiro, no ha atracado ningún buque desde finales de marzo de 2020”.

Consumo

La Razón publicó el lunes que, desde el 9 de febrero de este año, Petrobras ha empezado a importar gas natural licuado (GNL) de mercados de ultramar y ha reducido significativamente su demanda del energético boliviano.

En marzo se firmó una nueva adenda entre YPFB y Petrobras que fijaba nuevos volúmenes de compra-venta del energético. El acuerdo, sin embargo, solo fue cumplido en marzo por la petrolera brasileña, que después invocó “fuerza mayor” para bajar los volúmenes de compra.

No obstante la figura invocada por Petrobras, debido a los acontecimientos asociados a la pandemia del nuevo coronavirus o COVID-19, la información oficial sobre sus compras de gas natural muestran una realidad distinta.

Según la información publicada en el sitio web de Transportadora Brasileira Gasoduto Bolivia-Brasil SA (TBG), la empresa petrolera ha aumentado sus importaciones de GNL y ha bajado gradualmente sus compras desde Bolivia.

En febrero, por ejemplo, Bolivia le abastecía a Petrobras con el 78% del total de gas que demandaba y solo el 22% lo importaba a través de barcos metaneros. Para marzo, abril y mayo la figura cambia completamente. Del total de sus importaciones, el gas boliviano representa ahora solo entre el 63% y el 66%, mientras que el porcentaje restante lo adquiere de mercados de ultramar.

El precio tiene que ver mucho en esta ecuación. Para el primer trimestre de este año, el millón de BTU (unidad térmica británica) del gas boliviano exportado a Brasil se encontraba en $us 5,07. Al segundo trimestre su coste había bajado hasta $us 4,58 el millón de BTU. A pesar de la bajada de precios, el mismo sigue siendo superior al GNL, cuyo costo está por debajo de los $us 2 el millón de BTU.

Volúmenes exportados

La petrolera brasileña bajó en febrero su demanda del combustible boliviano a un promedio de 16,8 millones de metros cúbicos por día (MMm3d), en tanto que sus compras de GNL se elevaron a una media de 4,7 MMm3d.

Para el mes de marzo, Petrobras había bajado aún más sus nominaciones de gas natural desde Bolivia. Las nominaciones estuvieron en promedio en 13,8 MMm3d, mientras que sus compras de ultramar subieron a una media de 8,1 MMm3d.

En abril, cuando la pandemia del nuevo coronavirus ya había paralizado la mayor parte de la actividad económica en los países de América del Sur, Petrobras importó una media de 10,6 MMm3d de gas boliviano y un promedio de 5,6 MMm3d de GNL. En mayo la situación no cambió mucho. Petrobras importó una media de 11,4 MMm3d del energético boliviano y 5,7 MMm3d de GNL.

Octava adenda

El 6 de marzo, Petrobras y la petrolera estatal firmaron la octava adenda al contrato de compra venta de gas natural. El acuerdo suscrito en la ciudad de Santa Cruz establecía un volumen mínimo de entrega de 14 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) y un máximo de 20 MMm3d. Hasta diciembre de 2019 regía un volumen máximo de 30,08 MMm3d y un mínimo de 24 MMm3d.

El 4 de abril, Petrobras notificó a YPFB de la reducción de su demanda de gas natural de 14 a 10 MMm3d, aduciendo “fuerza mayor”. En ese entonces, la empresa petrolera boliviana advirtió con aplicar multas e incluso recurrir a un arbitraje internacional por daños y perjuicios ocasionados al Estado boliviano, el cual no prosperó.

Diálogo

Se optó por el diálogo, que finalizó aceptando la invocación de “fuerza mayor” de Brasil para disminuir sus importaciones.

La noche del domingo, la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) oficializó la aprobación del mecanismo de “fuerza mayor” invocado por la brasileña Petrobras para reducir su importación-compra de gas boliviano como efecto de la pandemia.

“El sector hidrocarburífero no es ajeno a los impactos de la pandemia y está experimentando cambios al igual que el resto de las actividad económicas en el mundo. Esta nueva realidad, afecta la actual obligación contractual de Petrobras (14 millones de metros cúbicos de gas natural por día), no obstante, ambas partes estamos realizando las mejores gestiones para alcanzar los niveles de compra y venta contractuales”, establece un comunicado.

Del 1 al 14 de junio, Petrobras ha importado una media de 13,62 MMm3d de gas natural boliviano, según datos publicados en el sitio web de la Secretaría de Minas, Energías e Hidrocarburos del Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino