Perú recibe más de 100.00 peticiones de venezolanos para entrar en el país como refugiados

Perú recibe más de 100.00 peticiones de venezolanos para entrar en el país como refugiados

Este sábado entró en vigor una norma que les exige la presentación del pasaporte para poder acceder a su territorio

A lo largo del 2018, se han recibido más de cien mil peticiones de venezolanos para entrar como refugiados a Perú, según informó hoy el secretario de la comisión especial de refugiados, Patricio Rubio.

La Cancillería peruana se ha visto sobrepasada por las solicitudes de refugio de parte de los venezolanos, ya que se ha pasado de 34.o00 peticiones para ser refugiados en el 2017 a cien mil este año. En el 2016, solo hubo 4.360 peticiones, mientras que en el 2015 ascendió a 433.

Desde ayer, sábado 25 de agosto, los venezolanos que migran con desesperación de su país agobiados por las penurias económicas no pueden entrar a Perú sin entregar su pasaporte; documento cuyo trámite cuesta en Venezuela, entre 1.500 y 2.000 dólares.

Aun así, hasta hoy han ingresado 2.000 venezolanos a Perú en calidad de refugiados. De acuerdo a Rubio, ningún venezolano se ha quedado sin entrar al país, al tiempo que agregó que tiene un plazo de 90 días para obtener su permiso de trabajo y quedarse legalmente.

«Ningún país de la región podría tener un ritmo de respuesta como el que se requiere ante esta situación», señaló Rubio, al tiempo que agregó que los plazos de respuestas para aceptar o no a un refugiado van de 3 a 8 meses.

En el 2018, Perú recibió 440.000 migrantes venezolanos, cifra que disminuye, si se le resta los 59 mil venezolanos que han salido del país con rumbo a Chile, Argentina, Uruguay y Brasil.

En el Centro Binacional Fronterizo, ubicado en Tumbes, ciudad fronteriza entre Perú y Ecuador, los venezolanos son recibidos por el gobierno peruano, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) y la organización no gubernamental «Encuentros». Entre ellos, atienden las necesidades inmediatas de los migrantes venezolanos y los asesoran para iniciar sus trámites de refugiados en Perú.

Según el diario peruano «El comercio», el último venezolano que ingresó al país antes de que se ponga en marcha la ley de ingresar sin cédula de identidad es José Soto, quien vino desde Valencia en Venezuela, y llegó a Ecuador dentro de un grupo de 150 venezolanos.

Entrar ilegalmente

«La pregunta clave es ¿exigir pasaporte va a reducir el número de personas que intenten entrar al Perú? Ellos están huyendo de lo que sucede en Venezuela, no es que tengan un interés particular en venir en Perú», explicó el analista Farid Kahhat, al tiempo que agregó, «la diferencia fundamental será que vendrán en condiciones más precarias porque muchos no tendrán pasaportes y simplemente van a tratar de llegar de manera ilegal».

«Y eso es peor para todos, es mejor saber quiénes vienen, tenerlos registrados, permitirles trabajar legalmente, sobre todo tomando en cuenta que el 60% de inmigrantes venezolanos tiene calificación significativa, ya sea técnica o superior. En el caso de que vengan de manera indocumentada se te pueden colar con más facilidad delincuentes, pero además las personas que ingresan pueden ser víctimas de traficantes de personas», concluyó Kahhat.

De acuerdo a Naciones Unidas, 2,3 millones de venezolanos han abandonado su país según información recopilada a junio de 2018.Perú es después de Colombia, el segundo país con mayor cantidad de migrantes venezolanos.

Mañana se realizará en Colombia, un encuentro de los funcionarios de Relaciones Exteriores de Colombia, Ecuador y Perú, con el fin de tomar acciones conjuntas que busquen dar alivio a la crisis humanitaria que ha sido causada por la ola migratoria desde Venezuela.

 

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino