Persisten las diferencias entre EE. UU. e Irán en torno al acuerdo nuclear

Persisten las diferencias entre EE. UU. e Irán en torno al acuerdo nuclear

Tras la segunda ronda de negociaciones entre Estados Unidos e Irán para un eventual regreso del país norteamericano al acuerdo nuclear de 2015 del que se retiró en 2018, ambos países siguen mostrando diferencias. La República Islámica y las partes europeas afirmaron que hubo avances en las conversaciones, pero un alto funcionario estadounidense afirmó que su país no aceptará la demanda de Teherán de ser el primero en dar pasos con el levantamiento de sanciones.

Las negociaciones llevadas a cabo en Viena entre Irán, Estados Unidos y el resto de países que firmaron el acuerdo nuclear de 2015 (Reino Unido, China, Francia, Alemania y Rusia) parecen seguir estancadas, a tenor de las declaraciones en este miércoles 21 de abril de un alto funcionario del Departamento de Estado estadounidense.

El hombre, que según la agencia Reuters habló con la condición de que se respetase su anonimato, afirmó que "todavía hay desacuerdos y, en algunos casos, bastante importantes". "No estamos cerca de la conclusión de estas negociaciones. El resultado aún es incierto. Hemos logrado algunos avances", añadió.

Por su parte, Irán y las partes europeas del acuerdo afirmaron que hubo avances durante la segunda ronda de conversaciones que acabó el martes, si bien confirmaron también que todavía sigue habiendo grandes obstáculos para alcanzar un acuerdo.

Irán y Estados Unidos se encuentran en medio de una ardua negociación para ver quién de los dos da el primer paso que permita retomar los compromisos del acuerdo nuclear de 2015, del que el país norteamericano se salió el pasado 2018 por decisión del expresidente Donald Trump, que además impuso sanciones económicas a la República Islámica, que en respuesta empezó a enriquecer uranio a un nivel más alto del permitido, al 60%, cerca del 90% necesario para fabricar armamento nuclear.

Las sanciones económicas, principal escollo en la negociación

Las conversaciones de Viena se reanudarán la semana del 25 de abril con el fin de dirimir dos puntos: qué sanciones deberá eliminar Estados Unidos y qué medidas deberá llevar a cabo Irán para cumplir con sus compromisos de desnuclearización.

La posición de Teherán es firme. Washington debe dar el primer paso dado que decidieron salirse del tratado de manera unilateral. La posición de la Casa Blanca también: no aceptarán ser ellos quienes den el primer paso, como confirmó este miércoles el alto funcionario citado por la agencia Reuters.

Los estadounidenses afirman que necesitan un gesto de la República Islámica que demuestre que está dispuestos a la desnuclearización antes de lanzarse a levantar las sanciones. En cualquier caso, el funcionario apuntó que, de alcanzarse un acuerdo, "no habrá garantía escrita" para volver al pacto – como piden los iraníes - porque éste es un "acuerdo de buena fe".

En cuanto a las propias sanciones, la administración estadounidense ya ha declarado que las estudiará una a una. Reconocen que la administración Trump impuso muchas a la vez a modo de excusa, pero no por ello todas deben ser ahora ilegítimas.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino