Paulo Abrāo se despide de la CIDH resentido por "campaña" en su contra

Paulo Abrāo se despide de la CIDH resentido por "campaña" en su contra

La Comisión confirmó que el próximo 25 de septiembre abrirá concurso para elegir al nuevo secretario ejecutivo del organismo autónomo de la OEA.

El jurista brasileño Paulo Abrāo se despidió este jueves (17.09.2020) de su cargo como secretario ejecutivo de la CIDH, tras la polémica que suscitó la decisión del secretario general de la OEA, Luis Almagro, de no renovar su mandato por cuatro años más.

"La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) me comunicó que no obtuvo la formalización administrativa de la renovación de mi mandato, luego de varias semanas de esfuerzos de diálogo institucional con la Secretaría de General de la Organización de Estados Americanos", indicó Abrāo en una carta pública de tres páginas que difundió en su cuenta de Twitter.

El exjefe de la CIDH rompió así el silencio de las últimas semanas tras conocerse la decisión de Almagro, quien argumentó que no reincorporará a una persona con denuncias por supuesto acoso laboral en su contra.

La CIDH en pleno se pronunció al expresar su "profundo rechazo” a la decisión de Almagro e indicó que el haber negado la renovación contractual "quebranta una práctica establecida por más de 20 años” de respeto a la decisión de ese organismo autónomo de la OEA de nombrar a su secretario ejecutivo.

"El principal problema de la no renovación de mi mandato es la falta de respeto a la autonomía e independencia de la Comisión para seleccionar y renovar la Secretaría Ejecutiva de su confianza”, había advertido Abrāo en su misiva.

Consternación entre defensores de derechos humanos
Almagro anunció el 25 de agosto que no renovaría el mandato de Abrāo, que expiró oficialmente el pasado día 15, y ratificó esa decisión a pesar de reclamos presentados por la alta comisionada de la oficina de la ONU para los Derechos Humanos (OACNUDH), Michelle Bachelet, y de organizaciones no gubernamentales como Human Rights Watch (HRW).

En Nicaragua, defensores de derechos humanos, periodistas y políticos opositores expresaron consternación por el retiro de Abrāo y le agradecieron por el trabajo realizado por la CIDH al documentar cientos de denuncias de represión estatal en 2018, en el marco de las protestas cívicas contra el gobierno de Daniel Ortega.

Abrāo admitió en su comunicación de hoy haber tenido "a lo menos seis reuniones” con la Oficina del Ombudsperson, encargada de los reclamos de un grupo de funcionarios "no identificados". Pero aseguró que nunca fue "notificado de la apertura de una investigación o acción administrativa” en su contra.

CIDH confirma elección de nuevo secretario
Por su parte, la CIDH anunció en un comunicado que el 25 de septiembre abrirá el proceso de concurso para elegir a un nuevo secretario ejecutivo. La Comisión reafirmó la importancia de su "autonomía e independencia", y agradeció y reconoció "altamente" la gestión de Abrāo durante cuatro años.

La CIDH, que consideró la decisión de Almagro como un "grave embate" en su contra, dijo este jueves que en los últimos días buscó "un diálogo institucional respetuoso" para superar este roce, apuntando a la defensa de la elección de Abrāo y el "debido proceso" a la tramitación de las quejas del personal.

"Esta decisión del secretario general desconoce el debido proceso del señor Paulo Abrāo", afirmó la Comisión, mientras se comprometió a "mejorar el clima laboral". A la vez, destacó la importancia de conocer los resultados de la investigación sobre la denuncias contra el brasileño del Inspector General de la OEA, que ejerce funciones de auditoría interna.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino