Paraguay prepara la apertura de una nueva embocadura en el Pilcomayo

TRABAJOS SE REALIZAN EN PARALELO CON LA LIMPIEZA DEL CANAL ACTUAL

Paraguay prepara la apertura de una nueva embocadura en el Pilcomayo

Paraguay avanza en la construcción de una nueva embocadura para el canal en el Pilcomayo. El canal Meyer estará listo en tres meses para captar las aguas del río. Los trabajos se realizan en paralelo con la limpieza de la embocadura actual para no cortar el ingreso de las aguas.

Paraguay avanza en la construcción de una nueva embocadura para el canal en el Pilcomayo. El canal Meyer estará listo en tres meses para captar las aguas del río. Los trabajos se realizan en paralelo con la limpieza de la embocadura actual para no cortar el ingreso de las aguas.

Nuestro país avanza en la construcción de una nueva embocadura para el canal artificial en el Pilcomayo.

El director de la Comisión Nacional del Pilcomayo, Artur Niedhammer, realizó ayer una inspección en la zona de obras.

Se pudo constatar que los trabajos se llevan a cabo en forma ininterrumpida a pesar de los repuntes de nivel que registró el Pilcomayo en las últimas semanas.

La nueva embocadura paraguaya se conoce con el nombre de canal Meyer, tiene una extensión de 4.8 kilómetros y un desnivel promedio de 1,5 metros con respecto al canal actual.

El canal Meyer se encuentra aguas abajo de la embocadura actual, lo que permite ganar terreno ante el retroceso del cauce del Pilcomayo.

Luego de la inspección de las obras, Artur Niedhammer explicó que “el canal Meyer es una alternativa para mejorar la captación de aguas del río”.

Agregó que “nuestro canal actual tiene una extensión de 10,8 kilómetros; con el nuevo canal tendremos la mitad de largo y un menor costo de limpieza”.

El director de la comisión nacional no ocultó su satisfacción por el ritmo de los trabajos: “Se esta trabajando bien y se estima que en tres meses como máximo estará listo el nuevo canal”.

A la par que se trabaja en el canal Meyer también se debe mantener abierta la embocadura actual.

Al respecto dijo que “el canal actual fue diseñado para recibir aguas de crecida del río y no podemos descuidar su ingreso, de lo contrario tendremos que esperar hasta el próximo año para volver a tener”.

Soberanía paraguaya

Francisco Griño, director de TyC SA, responsable de las obras viales en la zona de la embocadura, dijo que “no vamos a detener las tareas por la creciente, plantea desafíos pero se esta trabajando a buen ritmo”.

La embocadura del canal paraguayo seguirá por este año en territorio argentino.

Griño dijo que “la embocadura actual ingresa 800 metros en Argentina, cuando terminemos el canal Meyer ocuparemos 300 metros de suelo argentino”.

Agregó que “confiamos que el año próximo habremos recuperado plenamente la soberanía sobre el canal”.

Los trabajos se realizan con autorización de la Cancillería argentina, tanto los funcionarios de la comisión nacional como de la empresa constructora resaltaron el buen nivel de relacionamiento con los argentinos en la zona de obras.

Las tareas en la embocadura actual se llevan a cabo con excavadoras anfibias y convencionales.

“La prioridad es que siga abierto y que no se detenga el ingreso de agua” dijo Griño.

Mencionó igualmente que “tenemos como prioridad ampliar la boca del canal y para ello se están dirigiendo al lugar los equipos viales”.

Artur Niedhammer resaltó el funcionamiento del canal y confía en que no se cortará el ingreso de agua.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino